El nacimiento de la Jeddah Tower

Con un diseño de Adrian Smith + Gordon Gill Architecture, comenzó la creación de Jeddah Tower en 2013, con la finalidad de convertirse en el rascacielos más alto del mundo. El ambicioso proyecto fue trabajado a marchas forzadas, ya que el lugar en donde se encuentra es un centro turístico —casi— exclusivo; sin embargo, construir una obra arquitectónica de un kilómetro de altura, no es sencillo mucho menos rápido.

Tras cinco años en proceso, Jeddah Tower se detuvo en 2018. La construcción apenas había alcanzado una cuarta parte, aún con ello, estaba casi a la misma altura que el Burj Khalifa, el rascacielos más alto de Dubai, cuya altura es de 830 metros de altura.

Este enorme edifici es parte de una compañía que busca revolucionar la ingeniería con nuevos diseños y materiales, por lo que es una prueba, sí, pero perfectamente bien planeada. Por ello, se hizo la pausa de 2018. Así podían supervisar el avance a detalle.

¿Para qué se ocupará Jeddah Tower?

Luego del hiato, se reveló que el edificio, originalmente, mediría una milla de altura, pero parecía inaudito; por ende se degradó a un kilómetro de altura. Durante 2020, se reanudó el proyecto y a pesar de la pandemia mundial a causa de Coronavirus, poco a poco alcanza más y más pisos.

Jeddah Tower es una torre que resguardará un hotel Four Seasons, oficinas, condominios de lujo y hasta un observatorio con vista al increíble Mar Rojo. Cabe señalar que al haber intervención de Four Seasons, existen inversiones de Bill Gates.