Tiempos de unión…

“Sólo los tontos creen que política y religión no se discuten. Es por eso que ladrones siguen en el poder y falsos profetas predicando” Charles Spurgeon.

LO CLARO. Uno de los graves errores que tradicionalmente realizamos quienes nos encontramos en las estrategias empresariales llamadas “economía familiar”, que significa que un negocio lo comenzamos desde un pequeños espacios y con sólo la intuición para llevar al éxito nuestros sueños, es que en su evolución la administración también permanece empírica.

La permanencia de este numeroso tipo de empresas, depende de la preparación para el manejo de las finanzas que se imprima a su control.

La Universidad Autónoma de Tamaulipas –como la gran mayoría de las Casas de Estudio profesionales del país- realiza enlaces coyunturales que fomentan la capacitación para este tipo de emprendedores de la MiPymes.

En Tamaulipas recién culmina un ciclo de Programa de Apoyos a la Gerencia para su Desarrollo y Activación PAGDA.

Con la finalidad de generar un lenguaje práctico y amable para los pequeños gigantes que son los generadores del empleo y conozcan a cabalidad las estrategias para el manejo de cuotas de IMSS, marketing, impacto del COVID en capital de trabajo, planeación organizacional entre muchos temas de gran interés.

LO OSCURO. A pesar de que el Papa Francisco I enfatizó que la política le es inherente al hombre, inclusive al que practica la fe, pues es mediante el desarrollo de la política como se llevan a efecto las buenas obras en bien de sus semejantes…

A pesar de que los mismos políticos se han empeñado en demostrar su pureza y descalificar al contrario. Donde el que gobierna exhibe la podredumbre del que le antecedió.

Donde hoy sabemos que –como dijo un entonces candidato y hoy mandatario- “al diablo las instituciones” pues todas tenían igual o menor grado de corrupción. TODAS.

Por eso la transgresión que hoy sufre la vida política de nuestro país deja de tener interés para nosotros mismos.

Ya hoy sabemos con certeza que ha sido declarado ‘narco gobierno’ el régimen encabezado –junto con todos sus integrantes- por Ernesto Zedillo; igual el mote o señalamiento para el periodo presidencial de Vicente Fox; sin dejar fuera al de Felipe Calderón y gracias a que encabeza la lista de narco gobiernos, el del tristemente recordado Enrique Peña Nieto.

Las autoridades norteamericanas hacen su trabajo de limpieza y de certidumbre jurídica para garantizar sus inversiones apostadas en territorio nacional mexicano. Nada que agradecer.

En virtud de toda la podredumbre que hoy también sale a flote tras la detención de García Luna, Cienfuegos, Duarte, estamos ciertos que dentro de esas instituciones de las que se mencionan, el ejército no quedó exento.

El garante de la libertad mexicana.

Y para colmo sabemos que los hombres públicos del circo mediático también daban rienda suelta a sus pasiones pedófilas, como Eruviel Ávila (ex gober EdoMex); Emilio Gamboa, Pedro Joaquín Coldwell, el sacerdote Onésimo Cepeda.

Al diablo con todos… en el infierno estarán feliz de recibirles.

Por tal reconsideramos mejor la política como el “establishment” norteamericano sobre la política mexicana. O lo que es lo mismo, las instrucciones que se dan desde Casa Blanca para ver ‘pa donde le damos. Desde que México tiene memoria.

Luego entonces el debate presidencial por la titularidad de la silla del Poder Ejecutivo de aquél país, recientemente efectuada entre el candidato demócrata Joe Biden y el republicano –y aún presidente- Donald Trump dejó lecturas interesantes.

Donde las fortalezas del peleonero presidente tornaron a convertirse en sus flaquezas.

Pues la polaridad por la que dividió al país y que le llevó a ganar la primera carrera por la titularidad, hoy son su punto débil.

La supremacía blanca y la consecuente persecución racial es punto a favor dentro del debate que ostensiblemente dominó el demócrata Joe Biden; este debate alcanzaba tintes de lucha libre en el arrebato de la palabra y los insultos personales, que eran la clave de los discursos de Trump y que Biden “agandalló” para arrebatarle el triunfo en el desarrollo del encuentro.

Ya comenzaron las votaciones anticipadas por correo y en Texas –estado que se inclinaría siempre por el partido de Trump- las cosas parecen no resultarle del todo bien al empresario presidente.

Todo indica que lo que el pueblo estadunidense desea escuchar (y que sería esencial también para los mexicanos) es que el nuevo discurso y forma de gobernar, se oriente hacia la unión. Es tiempo de unir.

Antes de que acabe con todos los políticos mexicanos…

COLOFÓN: Ha dejado de ser rentable la profesión de político en México. A ver quién más quiere ir a Disneylandia. Todavía hay visas.

 

alejandrodeanda@hotmail.com

@deandaalejandro