CADA DIA MAS PAN Y CIRCO EN MEXICO

LOS TITERES Y LOS TITIRITEROS DE LA 4T

AMLO ANUNCIA ESPECTACULAR SECCION EN LAS MAÑANERAS

Siempre se ha dicho que al pueblo pan  y circo,  esta frase  tiene más de dos mil años, y el propósito es mantener controlada y enajenada a una sociedad sojuzgada.

En la Roma imperial, los emperadores recreaban al pueblo con grandes y repetidas fiestas. Lo que hoy es el Coliseo fue mandado construir en el año 72 D.C. para celebrar una serie de fastuosas fiestas y espectáculos que duraron 100 días en su inauguración, en ese lugar, leones y gladiadores servían de diversión a una sociedad altamente estratificada, donde predominaba el control y sometimiento de los esclavos, con exclusión, miseria y total ausencia de derechos del pueblo, mientras los emperadores vivían con excesos, riquezas y movidos por la ambición de poder.

La frase de «al pueblo pan y circo» tiene más de 2 mil años, y el propósito es mantener controlada y enajenada a una sociedad sojuzgada, donde quienes gobiernan tienen el poder absoluto y viven con lujos excesivos. Personajes como Julio César, cuyo objetivo principal era incrementar su poder, le daban circo al pueblo y muchos espectáculos con el propósito de mantenerlos contentos en su miseria. Julio Cesar por cierto, fue el primero que se hizo llamar dictador, instalándose como mandatario absoluto en Roma.

Cierto que a la gente le agradan los espectáculos,  para muchos es una ilusión, seguramente algunos se sientan agraviados al saber que criticamos ese estilo cirquense y populista de hacer política, para supuestamente agradecer el voto popular, pero la verdad yo creo que lo que los ciudadanos se merecen es estatura política de sus gobernantes, compromisos y acciones efectivas de quienes fueron electos, pasos ciertos que garanticen que tendremos una mejor ciudad.

Lo mexicanos merecemos algo más que pan y circo, el tiempo  ya pasó, sin embargo ahora observamos con una gran tristeza como los gobiernos pretenden entretenernos con  show para  voltear los ojos hacia otro lado y no exigir lo que nos corresponde.

Sabemos que la política mexicana se ha convertido en un espectáculo decadente. Las declaraciones de los políticos suelen rayar no solo en la bufonería y el mal gusto, también en el insulto y la majadería. Pocos son los políticos capaces de dar respuestas coherentes y congruentes a la realidad que vivimos.

Es evidente que los mexicanos no creemos en la clase política que se ha desacreditado a sí misma, pues gran parte de la población percibe que la corrupción y la impunidad son rasgos distintivos de la política mexicana, cuestión que se comparte a nivel internacional.

Durante las últimas semanas pudimos observar tres casos relevantes del folclor decadente de la política mexicana que, por desgracia, sabemos que habrán de ser superados en el futuro.

Uno fueron las declaraciones de HUGO LOPEZ GATTEL que más pareció un circo armado como un gran disfraz para sacar un haz que debe tener el gobierno bajo la manga, ya que nos resulta increíble que un profesional de la salud sea capaz de prestarse para decir estas incongruencias en lo que tiene que ver con la salud de los niños con cáncer;  para él fue un show orquestado desde lo más alto para desviar la atención de algo que se está tejiendo y que no tardar en sacar.

El segundo en Nuevo león pero no deja de ser en el mismo globo terráqueo;  es la manera en como pretende gobernar este estado el gobernador electo (SAMUEL GARCIA Y MARIANA)  su influencer esposa, que no sabemos de qué manera van a llevar su vida política cuando la combinan con el espectáculo que ofrecen a donde van y en lo que hacen.

Tercero es la ocurrencia que apenas saco el presidente de México, en la mañanera de este día al  inaugurar  este miércoles la sección “Quién es quién en las mentiras de la semana”, la cual estará a cargo de ANA ELIZABETH GARCIA VILCHIS.

El Presidente dijo, que este espacio  estará destinado  “a dar a conocer las mentiras que se difunden en medio de información convencionales y también en las redes.

El mandatario, menciono que ANA ELIZABETH GARCIA VILCHIS, será la encargada de la sección; ella es desde 2011 coordinadora de Contenidos Web en La Jornada de Oriente.

Además, estudió la Licenciatura en Antropología Social en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

También es directora de Redes de la Coordinación General de Comunicación Social y Vocería de Presidencia.

Según el listado de candidaturas a diputaciones por el principio de representación proporcional, GARCIA VILCHIS aparece como candidata suplente a una diputación plurinominal de Morena en Puebla, cuya titular es Daniela Mier Bañuelos, hija del líder de la bancada de Morena en la Cámara de Diputado, IGNACIO MIER VELAZCO.

Sumados a la corrupción y la impunidad, los desvaríos, desfiguros e imprudencia de la clase política mexicana han arruinado por completo la credibilidad y respeto que la envestidura de un funcionario público debiera tener. Han evidenciado un escaso nivel de discusión y percepción de la realidad del país, incapacidad franca y abierta para gobernar y procurar el bien común.

Los funcionarios y la clase política parecen haber perdido todo pudor y dignidad. Lo peor de todo es que los ciudadanos nos hemos convertido en meros espectadores, impávidos ante este show de deshonestidad, mezquindad y mediocridad, sólo nos resignamos a mostrar una mueca de repugnancia o a crear memes y chistes sobre este apabullante espectáculo que todos los días nos lapida y degrada.

Es como si la política se nos hubiese ido llenando de acróbatas, funámbulos, equilibristas o volatineros. Y el resultado es preocupante porque, a este paso, ni siquiera sabemos lo que pretenden hacer, ni lo que pueden acordar o desacordar entre ellos, ni adonde nos quieren llevar. Solamente intuimos que quieren el poder y que no son muy exigentes en la sutileza de los medios para conseguirlo.

Dicho en italiano, manca finezza. Es decir, falta delicadeza y respeto hacia los desconcertados ciudadanos que soportamos, pasmados y aturdidos, sus juegos y sus aparentes o reales trapicheos.

Y es que muchos ciudadanos ya han empezado a cansarse del espectáculo circense que nos ofrecen, muchas veces lamentable, con sus juegos equívocos y sus asperezas dialécticas.

Solamente intuimos que quieren el poder y que no son muy exigentes en la sutileza de los medios para conseguirlo. Dicho en italiano «manca finezza»

SUGERENCIAS Y COMENTARIOS arabelagarcia01@hotmail.com