Expediente

Azahel Jaramillo H.

Carlos Hazel Figueroa, ¿se va?

         Cero.- Es urgente y necesario que la alcadesa Pilar Gómez Leal ponga a trabajar al Jefe del Departamento de  Alumbrado Publico, Carlos Hazel Figueroa Hernández, mismo que no trabaja dado que hay lámparas del alumbrado público encendidas noche y día, las 24 horas. Caso concreto de dos postes de alumbrado público en la esquina de la calle Conde de Sierra Gorda y Republica Española, así como otros focos del alumbrado ubicadas justo atrás del Santuario de la Virgen de Guadalupe.

Otra lampara encendida 24/7 se ubica en la esquina de las calles Guatemala y Hernán Cortez, a un lado del famoso Peñón, ahí donde vivió el comandante cubano Fidel Castro Ruz(+). Es un arbotante ubicado en una calle donde a diario transitan miles de vehículos, no esa una calle alejada sin tráfico. Se ve, se siente que ese jefazo de Alumbrado no es nada eficiente, ni preocupado por la economía del Gobierno Municipal de Victoria. ¿Qué se vaya ya mejor para su casa? Esa herencias de parentela del Dr. Xico “El Bache” González que se vayan ya. Con esas gentes la abogada Pilar Gómez no podrá liberar del abandono a Victoria capital.

Uno.- En el Partido Movimiento Ciudadano (MC) hay movimiento. Así tenemos que se acaba de producir el nombramiento como Delegado especial del partido en el municipio de Matamoros para Abelardo Ruíz García.

Igual se llevó a cabo la inauguración de la “Casa ciudadana” en esa ciudad fronteriza, por parte del coordinador estatal, Gustavo Cárdenas.

“Con estas acciones Movimiento Ciudadano se prepara para el próximo proceso electoral, donde se están reforzando el partido con liderazgos nuevos comprometidos con el trabajo, buscando siempre el bienestar de la gente”, señaló Cárdenas.

Se dice que que MC, ya se encuentra listo para participar en el próximo proceso electoral del 2021, por lo que se realiza la renovación de dirigencias, con líderes con propuestas innovadoras. ¿Será verdad tanta belleza?

Dos.- Les comparto que desde la Ciudad de México el diputado federal morenista Erasmo González Robledo nos asegura  que la nueva Ley de Disciplina Financiera fue aprobada ya para agilizar los esquemas administrativos de las entidades federativas y los municipios, además de atender de mejor manera la emergencia sanitaria Covid-19  y apoyar la reactivación económica nacional.

Presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública Erasmo González Robledo, explica que no se pretende incrementar los niveles de deuda en los Estados, ofreciéndose herramientas para un mejor manejo de sus  finanzas y darle fortaleza a la hacienda pública.

«Se busca impulsar el desarrollo sostenible que permita la creación de empleos y con ello bienestar para los ciudadanos, fortaleciendo diversos proyectos de infraestructura que cuenten con acompañamiento técnico para el desarrollo».

Explicó que debido a la afectación generada por el covid-19 es necesario apoyar a los gobiernos locales, con el propósito que puedan enfrentar los retos generados por la epidemia.

En este documento se incorpora la definición de emergencia o contingencia sanitaria, de esta manera los recursos dentro del presupuesto estatal contemplados para desastres naturales, puedan destinarse a otro tipo de acciones en materia de salud general.

Señala que habrá un respaldo a las entidades federativas cuando el Producto Interno Bruto del ejercicio fiscal inmediato anterior, tenga una caída mayor al 5% en términos reales.

Deja claro que las reestructuras podrán considerar la ampliación del periodo de pago de las obligaciones a corto plazo, hasta el 31 de diciembre del ejercicio fiscal en el que se celebren dichas reestructuras. Veremos y diremos.

Tres.- El Presidente López Obrador volvió a sorprender. En una “mañanera”, se refirió literal a “El Chapo”, Joaquín Guzmán Loera, preso en Estados Unidos por narcotráfico. En ese mismo momento reparó en ello y ofreció una disculpa por llamarlo Chapo. Disculpa que nunca ha ofrecido a Felipe Calderón Hinojosa  por llamarlo “comandante Borolas”, ni a Ricardo Anaya por llamarlo “Ricky riquín canallín”, ni a Antonio Meade por llamarlo “Señoritingo”. ¿Será que si no pone él el apodo, no cuenta? A CUIDARSE.

Azahel Jaramillo Hernandez

azahel_jaramillo@hotmail.com