#CONSULTA CIUDADANA ó #CONSULTA PITERA

Dr. Jorge A. Lera Mejía

Este domingo 1 de agosto, fue llevada a cabo la primer Consulta Ciudadana de la nueva ley constitucional. Se estima que la participación no rebasará el 7 por ciento de votantes del padrón electoral (3.1% al corte de las 9:30 pm). Se pudo constatar que la popularidad presidencial no fue suficiente para jalar la participación ciudadana masiva. Esto por que los ciudadanos están mostrando hastío y cansancio a la denostación y derroche de recursos económicos para programas asistenciales improductivos e inoperantes.

Fue tan desdibujado el evento de este domingo, que la mayoría de los mexicanos mostraron apatía y ánimo abstencionista para expresar de tal forma el rechazo del nuevo estilo de gobernar de una presidencia que más se parece a la vieja escuela populista de los gobiernos priístas de la década de los 70 y 80’s del siglo pasado.

Las opiniones mayoritarias antes de la consulta, versaban que mejor se podrían haber usado los 528 millones de pesos del costo estimado para ejercerla, por ejemplo, en comprar un millón 353 mil 846 vacunas Pfizer contra el Covid-19. También habrían servido para pagar la pensión de 207 mil 058 adultos mayores. Pero, en lugar de aprovechar ese dinero en algo que valiera la pena, se decidió desperdiciar ese recurso en la consulta patito de este domingo.

Así, este domingo 1 de agosto se llevó a cabo la Consulta Popular, misma con la cual el presidente Andrés Manuel López Obrador buscaba «enjuiciar a los expresidentes de México», pero la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) modificó el sentido de la pregunta, redactada de la siguiente forma:

¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?

Como tal está redactada la pregunta, donde la simple respuesta era un SI o un NO. Pero nunca en ella se intuía la figura de alguno de los últimos cinco expresidentes, como el gobierno y el partido Morena siempre intentaba imponer desde un principio.

Mucho menos, se logrará establecer el mínimo de participación de al menos un 40% del padrón electoral, para convertirla en vinculante. Datos preliminares, interpretan que, aunque se instaló el 99.98% de las mesas receptoras previstas, la jornada estuvo marcada por escenas que daban cuenta de una escasa participación, no mayor al 7% del padrón electoral cuando, para que el resultado de la consulta sea vinculante, se requiere que vote al menos el 40% de ciudadanos inscritos en el Listado Nominal, equivalente a 37.4 millones de personas.

Se sabe que, pasadas las 8 de la mañana unas 57 mil casillas de votación en toda la nación iniciaron actividades que se extenderían por diez horas. Unos 93.6 millones de electores fueron habilitados para participar en la consulta popular sin precedentes

Menos se establecía en dicha consulta, la posibilidad de crear las llamadas ‘comisiones de la verdad histórica’. Por lo que obviamente lo que se pretendía era mostrar músculo político para seguir imponiendo la voluntad de un solo hombre.

Sin embargo, al final de este ejercicio, se espera que en la siguiente Mañanera serán culpados los integrantes del Instituto Nacional Electoral (INE), los periodistas, o los mismos expresidentes que se pretendían enjuiciar.

Incluso, pudimos ser testigos que en los últimos se empezó atacar al propio INE, señalando que sería su culpa si este ejercicio ciudadano fracasara.

Se estuvo acusando que el órgano electoral quería “sabotear” esta consulta por la falta de difusión, las pocas mesas receptoras que se instalarán en el país, la ausencia de casillas especiales, por las fallas que tuvieron en su página para ubicar estas mesas, entre otros detalles.

Sin embargo, en forma masiva los usuarios de redes sociales salieron en defensa del Instituto con el hashtag #YoDefiendoAlINE.

Asimismo, también impulsaron la etiqueta #ConsultaPiter, donde piden que López Obrador también fuera enjuiciado.

Por último y a manera de colofón, vale recordar la frase externada por la mayoría de los magistrados de la SCJN cuándo debatieron sobre los términos de la consulta y el sentido de la pregunta aplicada… «La Ley y la Justicia no se Consulta… Se Aplica y se Ejecuta».

‘Consumatum Est’