«PAISANOS VISITANTES SE ENCUENTRAN DESPROTEGIDOS»

Han pasado muchos años, en los que cada navidad y fin de año nuestros héroes y hermanos migrantes nos vienen a visitar a México, cargados de sueños e ilusiones para ver nuevamente a sus familiares y amigos, llenos de regalos y cariño para volver a abrazar a sus padres, abuelos, hijos y demás integrantes de seres queridos.

Ahora, a diferencia de otros años, en este gobierno auto bautizado como de la Cuarta Transformación, por una parte se han retirado todos y cada uno de los apoyos etiquetados para solventar trámites, asesorías y subsidios a los migrantes documentados, así como a los indocumentados qué son deportados por los Estados Unidos de América (EUA); y por otra parte, se están presentando hechos de corrupción y de abusos tan graves o peores de los anteriores gobiernos.

Ante estos cuestionamientos, citaremos aquí algunos ejemplos que vienen presentándose ante los visitantes migrantes desde el primer cruce por las aduanas fronterizas, hasta llegar a su destino final y poder juntarse con los suyos en el interior del país.

Los acontecimientos que aquí abordamos, son reclamados por diversas organizaciones civiles de paisanos, ubicados en las diferentes ciudades de EUA, mismas qué están preocupados porque las distintas autoridades federales, estatales y municipales, encabezadas por los agentes aduanales, policías y tránsitos mexicanos, se encuentran amenazantes y al acecho desde que cruzan la frontera.

Un cambio que es preocupante, es el aplicado para los trámites de importación temporal de los vehículos de nuestros migrantes, a través de las oficinas del organismo federal ‘CIITEV’

Como conocimiento general, si es deseo del migrante introducir un vehículo extranjero a territorio mexicano, debe obtener un permiso de importación temporal vehicular. Este permiso lo obtiene en los módulos «CIITEV» de las fronteras o en los Consulados Generales de México en Albuquerque, Austin, Dallas, Denver, Chicago, Houston, Los Angeles, Phoenix, Sacramento y San Bernardino. En Nuevo Laredo funcionan dos oficinas, para vehículos ‘fronterizos’ en México el permiso debe obtenerse en el CIITEV que se encuentra sobre la avenida César López de Lara; para vehículos extranjeros debe obtenerse en el CIITEV que se localiza en el Puente Internacional No 2.

Para este año, en el ingreso legal de un vehículo estadounidense, se ha anulado el uso del holograma adherido al parabrisas, lo que ha provocado que los acusen de contrabando.

Aunque presentan el documento expedido por el Banjercito, los policías asumen que ellos no están enterados.

Para arreglar este problema, durante los últimos meses se han gestionado diálogos con autoridades mexicanas y estadounidenses, en esta ocasión preparándose para la ya cercana temporada de visitantes masivos de fin de año.

Ante el desconocimiento por parte de las diversas corporaciones policiacas, éstas exigen el anterior engomado, sin saber, o aparentar no saber, que Banjercito eliminó ese procedimiento, llegando incluso a acusar al migrante de contrabandista de autos.

Por estas desavenencias, los paisanos están buscando información sobre los viajes y problemas ante su retorno, previendo que las demoras para cruce podrán durar hasta siete horas. Sin tomar en cuenta la también amenaza latente de atracos por grupos criminales.

Además de estos nuevos problemas, podemos citar otros cambios y ajustes que la 4T ha impuesto y causado afectaciones a los migrantes documentados e indocumentados.

Vale recordar que ante la solidaridad de nuestros hermanos migrantes que han duplicado en los últimos 20 meses sus envíos de remesas a México, por lo que el propio presidente de México los ha calificado como los verdaderos héroes. Sin embargo, por otra parte, este gobierno los discrimina y les retira los pocos apoyos que tenían antes del cambio de gobierno federal.

Entre los programas de apoyo que se han eliminado o retirado parcialmente sus presupuestos federales, podemos citar: -Fondo de Apoyo al Migrante; Programa 3×1 para migrantes; Plan de Apoyos a los Migrantes Deportados; Programa de Retorno Seguro; Plan de Caravanas ‘Bienvenido Paisano’; Policía de Auxilio al Migrante ‘Grupo Beta’; Subsidios a Refugios de Migrantes; Apoyos y Asesorías Jurídicas desde los Consulados; etcétera.

Para finalizar, encima de todos estos recortes, en más de un año no se ha resuelto el problema de los transmigrantes centroamericanos asentados en todo el país, principalmente en las ciudades fronterizas del norte.

En Matamoros ya cumplen más de dos años los asentamientos de familias enteras de centroamericanos viviendo a la intemperie y en tiendas de campaña, esperando un asilo político o humanitario inexistente del gobierno de Donald Trump, que en lugar de ello, sigue con la construcción del Muro de la ignominia y denostando a nuestros hermanos migrantes…