«SE DUPLICAN REMESAS EN EL NORESTE Y EN TAMAULIPAS»

Jorge A. Lera Mejía

De acuerdo a la entrevista telefónica que este martes me hiciera desde Monterrey, Lourdes Flores, corresponsal del periódico ‘El Economista’ en la zona noreste; en Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila se ha incrementado la recepción de remesas en los últimos tres años.

En los estados de Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila, que se distinguían por ser las entidades más pujantes, se duplicó la recepción de remesas en la última década, sobre todo en los tres últimos años debido a la crisis en los sectores de agricultura y ganadería por la sequía climática, así como por la sequía presupuestal del gobierno federal, indicó a El Economista Jorge Alfredo Lera Mejía, investigador de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT).

“En los últimos 10 años se ha duplicado la recepción de las remesas de Estados Unidos en estas entidades federativas, que antes aparecían como las que recibían menos envíos, ahora están rebasando la media nacional, estamos en los lugares 13, 14 y 15, acercándonos a los estados tradicionales (que envían remesas) como Guanajuato, Michoacán, Zacatecas, Hidalgo y Oaxaca”, alertó.

Abundó que en Nuevo León es sorpresivo que en los últimos tres años se haya incrementado la recepción de remesas hasta superar los 1,000 millones de dólares anuales, cuando hace una década (2011) se recibía 308.92 millones y ahora se espera que a finales de este año llegue a 1,100 millones por remesas.

De acuerdo con información del Banco de México, el estado de Nuevo León recibió remesas por 954.05 millones de dólares en el 2018, cifra que aumentó a 960.22 millones en el 2019 y el año pasado alcanzó 1,024.47 millones.

En Tamaulipas, expuso, el promedio de los últimos diez años no rebasaba los 500 millones de dólares anuales. En los últimos tres años ya superó los 800 millones, llegó a 944.58 millones en el 2020 y este año se espera que rebase los 1,000 millones de dólares.

Coahuila tenía un promedio de 350 a 400 millones de dólares en la última década, sin embargo, en los últimos tres años ya superó los 600 millones y en el 2021 podría superar los 700 millones, estimó Lera Mejía.

CRISIS ECONÓMICA:

“¿Qué significa esto? Que los estados pujantes están viviendo una crisis económica, principalmente en el sector agrícola por la sequía climática, así como la sequía presupuestal de la cuarta transformación y se ha ido rezagando la ganadería y la agricultura en las tres entidades federativas”, indicó.

Explicó que esto ha generado que exista una nueva fila de (aspirantes de) migrantes de los estados del noreste que están cruzando la frontera con Estados Unidos, lo que se refleja en el crecimiento de las remesas que envían al país. (Fin de cita; Lourdes Flores. El Economista. 4/05/2021).

IMPACTO NACIONAL POR REMESAS:

Lo anterior nos permite reconocer, como lo he publicado en editoriales anteriores, que las remesas de migrantes mexicanos se han convertido desde el año 2018, en la segunda fuente de divisas, después de las divisas generadas por las exportaciones del sector automotriz mexicano. Con lo aquí citado, las remesas ya superan las divisas generadas por el sector turístico y petrolero, además del sector agropecuario mexicano.

A nivel nacional, las remesas en México superaron los 40 mil 606 millones de dólares al cierre del año 2020, una cifra sin precedentes en los registros del Banco de México.
Contra todo pronóstico, en el año de la pandemia y la mayor contracción económica mundial, los llamados “migradólares” enviados a México registraron un incremento anual de 11.44%, revelaron cifras oficiales del banco central.
EXPORTACIONES AUTOMOTRICES:

En cuanto al sector más dinámico en el comercio exterior, en 2020, México exportó a otros países 2 millones 681 mil 806 automóviles, 20.9 por ciento debajo de lo registrado en 2019, siendo la mayor reducción en 11 años y el volumen más bajo desde 2014.

Lo anterior se debió a una caída en la demanda mundial de vehículos, derivado de la pandemia del SARS-CoV-2, o coronavirus, que provocó cierres temporales de producción.

En 2020 se exportaron productos automotrices con un valor de 122 mil 932 millones de dólares, 16.8 por ciento inferior a lo registrado un año antes, muestran datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Esta es la mayor reducción que presenta la industria desde la crisis económica de 2009, cuando se desplomó 23.9 por ciento; también es el valor más bajo desde hace cuatro años.

Image