«TAMAULIPAS 3° EN RECUPERARSE»
Dr. Jorge A. Lera Mejía
De acuerdo a la primer Encuesta Telefónica del INEGI dada a conocer a fines de julio, casi 17 millones de familias vieron afectados sus ingresos por la pandemia de COVID-19.
Entre los desempleados y quienes no habían ingresado al mercado laboral, se registró un déficit de 15.7 millones de trabajos para personas mayores de 18 años. Esto considerando los empleos formales como informales.
Sólo en el primer mes de la crisis generada por la  pandemia de  COVID, los ingresos  de 16.7 millones de hogares en México fueron afectados, debido a que en tres de cada 10 viviendas al menos un integrante de la familia perdió su empleo y a reducciones salariales, entre las personas que perdieron su empleo en abril y no intentaron conseguir uno nuevo en el marco de la pandemia, entre los desempleados y quienes no habían ingresado al mercado laboral, se registró un déficit de 15.7 millones de trabajos para personas mayores de 18 años.
De acuerdo al INEGI, los estados más afectados por la pandemia fueron los del sur sureste, y los menos golpeados son los del norte (noroeste y noreste).

EN JULIO REINICIAN LOS EMPLEOS:

De acuerdo a la más reciente encuesta ENOE del INEGI, la reapertura paulatina de negocios y empresas trajo una ligera reducción en la tasa de desempleo en julio. La Población Económicamente Activa (PEA) en México pasó de 51.1 millones a 52.6 millones, informó el INEGI.
Durante julio de 2020, la población ocupada fue de 49.8 millones, cifra mayor en 1.5 millones comparada con la de junio, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).
Cifras del INEGI indican que hubo un repunte en la informalidad: la población ocupada informal fue de 27.3 millones, 1.7 millones más que en junio.
De los 12 millones de personas que salieron de la PEA en abril de 2020, regresaron alrededor de 7.2 millones para el mes de julio de este año.
ESTADOS GANADORES IMSS:
De acuerdo a la más reciente publicación del IMSS, los estados de la frontera norte fueron los menos afectados por la caída del PIB, y por ende en la pérdida del nivel de empleos formales en todo México.
Los tres mejores lugares en este ránking, lo ocuparon Baja California, Chihuahua y Tamaulipas, al ser considerados como los menos afectados.
Adicionalmente, los otros estados fronterizos del norte, como Sonora, Coahuila y Nuevo León, también registraron tasas de decreciemiento del PIB y del nivel de empleos menores a las observadas a nivel nacional.
TAMAULIPAS TERCER LUGAR:
De acuerdo con el IMSS, el estado de Tamaulipas es de los que menos empleo formal perdió durante este periodo de pandemia, ocupando el lugar 29 de un total de 32 entidades.
En Tamaulipas se perdieron sólo 17 mil 922 empleos formales, lo que significa que la caída representó -2.6% del total del empleo.
El estado de Baja California fue el menos afectado; durante el periodo de marzo a julio se perdieron 7 mil 672 empleos, le sigue el estado de Chihuahua con 8 mil 012 empleos.
PRESIDENCIA RECONOCE A TAMAULIPAS:
Por la creación de nuevos empleos en tiempos de pandemia, el gobierno Federal reconoció a Tamaulipas como uno de los estados líderes en la materia. De acuerdo con el reporte del IMSS en julio Tamaulipas registró una variación positiva en la generación de empleo con 5 mil 416 bases formales, lo que lo colocó en el cuarto lugar a nivel nacional.
Esta no es la primera vez que se realiza este reconocimiento, ya que anteriormente, el presidente Andrés Manuel López Obrador, expresó su admiración por los logros de la entidad.
“Baja California, Sonora y Tamaulipas encabezan la lista de los estados con más empleos registrados ante el IMSS en el primer día de septiembre», informó el Presidente. En un contexto adverso para la economía mundial por la pandemia generada por el virus COVID 19, la entidad es de las pocas a nivel nacional que obtiene buenos resultados en materia de generación de nuevos empleos.
ESTADOS PERDEDORES:
De acuerdo al IMSS los estados más afectados en el nivel de empleos formales en el periodo de la pandemia (marzo a julio), se perdieron 986 mil 991 empleos formales, de un total de 20 millones 482 mil 943 empleos registrados en el Instituto, con una caida del 4.82%.
Los estados más afectados fueron Quintana Roo, con una pérdida del -16% del empleo formal.

Seguido por Sinaloa (-10.2%), Baja California Sur (-7.6%). Además de Veracruz, Campeche, Oaxaca, Yucatán, Hidalgo, Puebla y Morelos sumando así a los 10 estados más afectados.