Tiempo y Espacio.

Día de las Madres y Coronavirus.

Por Jaime Luis Soto.

Sin lugar a dudas, el Día de las Madres es la fecha más emblemática y más festejada en nuestro país por obvias razones.

Pero revisando el Internet, nos encontramos con reportes de la Secretaría de Salud de hace un año y en los cuales la doctora GLORIA MOLINA GAMBOA alertó como se detectó un escandaloso incremento de contagios de coronavirus poco después del 10 de mayo del 2020.

¿La razón…? Muchas familias pusieron oídos sordos a la recomendación de no hacer festejos masivos, no salir en tropel a las calles y guardar la sana distancia.

La pandemia por el coronavirus estaba en todo su apogeo, aunque cabe aclarar que no ha concluido, sigue vigente, sin embargo la vacunación masiva reciente de los adultos mayores ha permitido en cierta forma disminuir los casos positivos.

Pero el peligro está latente. Este domingo, la Secretaría de Salud reportó 75 nuevos casos de covid-19 y una defunción por complicaciones a causa del virus.

Por supuesto: Festejar el Día de las Madres es posible aun en tiempos de pandemia. Pero aprendamos de las experiencias, recordemos lo que ocurrió el año pasado. Nada nos cuesta cumplir con las recomendaciones sanitarias.

Felicidades a todas las mamás en su día. Y uno de los mejores regalos que se les puede dar es, precisamente, cuidarlas en lo que se refiere a su salud.

Oiga, y en el estado vecino de Texas –así como en varios puntos de la Unión Americana-, está teniendo un tremendo auge lo que se ha bautizado como el “turismo de vacuna”.

¿Qué es eso…? Es la afluencia de turistas –incluyendo muchos mexicanos- que van a ciudades texanas de paseo, de shopping pero, sobretodo, para vacunarse contra el covid-19 luego de que, según reportes periodísticos, en ese estado se decidió no pedir papeles que demuestren nacionalidad o residencia.

Quien se iba a imaginar que una vacuna ayudaría a la recuperación económica de los texanos. Antes, se iban de shopping. Hoy, a vacunarse.

Ah, y hay empresas que ofrecen paquetes completos: Avión, hotel… y vacuna. Son cosas que se ven en tiempos de pandemia.

En el sur del Estado reportan que se pudo detener el ingreso de agua salada al sistema lagunario Guayalejo-Tamesi que abastece del vital líquido a esa región.

En días pasados los rumores de que habría un severo desabasto de agua purificada desataron las compras de pánico entre los habitantes de Tampico, Altamira y Madero.

Y eso fue aprovechado por vivales para acaparar garrafones y revenderlos a precio de oro. Se espera que el problema de la infiltración de agua salobre quede pronto totalmente solucionado.

Mientras que en Nuevo Laredo, el Director de Protección Civil y Bomberos, OMAR ENRÍQUEZ SÁNCHEZ exhortó a la ciudadanía a no relajar las medidas sanitarias pues eso incrementa el riesgo de contagios por Covid-19.

Dijo que se continúa con la vigilancia a centros comerciales para que cumplan con los protocolos sanitarios establecidos aunque lamentó que se observa cierto relajamiento de las familias que acuden a surtir la despensa.

Como se recordará, no es correcto que a esas tiendas de autoservicio acudan las familias completas pues lo mejor es que solo ingrese una sola persona, o dos como máximo.

ENRÍQUEZ SÁNCHEZ apuntó que hay comercios que sí cumplen con las recomendaciones sanitarias, pero únicamente con la presencia de los elementos de Protección Civil y Bomberos.

Respecto a los restaurantes, explicó que sí están cumpliendo con los filtros sanitarios y protocolos de salud. Y las tiendas de abarrotes se encuentran entre los negocios que más aplican dichas medidas preventivas.

Correo electrónico: jaimeluissoto@hotmail.com