Tiempo y Espacio.

Que lo entierren vivo.

Por Jaime Luis Soto.

Semanas antes de que iniciaran las campañas para las diputaciones federales, los especialistas recomendaron con insistencia que lo más prudente era que se suspendieran o que fueran totalmente virtuales, para evitar posibles contagios de coronavirus.

Pero hubo oídos sordos a esas recomendaciones y hoy las campañas federales ya están en marcha y dentro de unos días se le sumarán las correspondientes a las alcaldías y diputaciones locales.

Y basta con ver las imágenes que pululan en las redes sociales de los eventos y recorridos que están haciendo las y los candidatos donde hay aglomeración de personas y no se respeta la sana distancia. En el peor de los casos, aparecen sin el imprescindible cubrebocas.

Aprendamos de las experiencias, sobretodo si estás afectan la salud de las personas. En octubre del año pasado se realizaron las elecciones en los estados de Coahuila e Hidalgo que se habían pospuesto precisamente por el coronavirus.

¿Y qué pasó…? Adivinó usted: Días después de las votaciones hubo un muy preocupante repunte de casos positivos de covid-19 y no pocas defunciones por complicaciones derivadas del virus.

Claro, a estas alturas ya no se pueden suspender las campañas. Pero todavía hay tiempo para que las y los candidatos recapaciten y dejen de estar poniendo en peligro la salud de las y los ciudadanos.

Y es que el ego está en su máxima expresión. Todos quieren demostrar que tienen poder de convocatoria y que las multitudes los siguen. Se olvidan que son tiempos de pandemia y lo mejor es no hacer reuniones.

Al respecto, la presidenta de la Junta Local del INE, OLGA ALICIA CASTRO RAMÍREZ lamentó que algunos participantes en esta contienda electoral no están respetando los protocolos sanitarios para evitar posibles contagios de covid-19.

Esperemos que un nuevo rebrote de coronavirus no se presente en Tamaulipas por culpa de la terquedad de quienes andan en busca de las diputaciones federales y, después, de los que querrán las locales así como las presidencias municipales.

Aguas: En esta ocasión el gran ganador de esta contienda puede ser el coronavirus…

Recapaciten candidatos. Aún es tiempo…

A nivel nacional, todo un escándalo el audio difundido en el cual el actor y candidato de Redes Sociales Progresistas a una diputación federal, ALFREDO ADAME expresa sus intenciones de quedarse con parte de la lana que le destinarán para su campaña.

Y se está hablando de mucho dinero pues, según el audio, ADAME hace matemáticas y afirma que de los 40 melones que recibirá, se habrá de quedar con 25.

Se le soltó feo la lengua al actor pues también dijo que la política es un gran negocio. No descubrió el hilo negro, esto todo mundo lo sabe, pero ya puso en entredicho el partido que fundara FERNANDO GONZÁLEZ, el yerno de ELBA ESTHER GORDILLO.

Por cierto, acaba de trascender que a ADAME ya lo vincularon a proceso por presuntos delitos fiscales.

Lo que se está viendo en estas elecciones, las más grandes e históricas del país. Ya ve usted como a un candidato se le ocurrió iniciar su campaña dentro de un ataúd.

Y ese candidato –CARLOS MAYORGA, de Encuentro Solidario- logró su objetivo: Llamar la atención. Se volvió trending topic en las redes sociales y ganó fama sin que le costara lana. Buzos caperuzos con esa estrategia.

A propósito, MAYORGA dijo que si ganaba y no cumplía con sus promesas, que lo enterraran vivo. Claro que se trata de mero discurso, porque de aplicarse en la realidad esa metáfora, hoy casi todos los que han ganado en las urnas estarían sepultados vivos. Son pocos, poquísimos, los que en verdad cumplen con sus promesas.

¿O no…?

Correo electrónico: jaimeluissoto@hotmail.com