Tinta Negra

Alfredo Guevara

Como “anillo al dedo”

Si la intención era desacreditar al Instituto Nacional Electoral, les cayó como “anillo al dedo” la Consulta Popular 2021, la que desafortunadamente en Tamaulipas no logró despertar el interés de los electores. Y eso que algunos actores políticos, gente que simpatiza con el gobierno de la Cuarta Transformación o bien, milita en el partido Movimiento de Regeneración Nacional promovieron más las fallas del INE, que promover la participación de los electores.

Todavía este domingo, el Senador AMÉRICO VILLARREAL ANAYA dio a conocer ante medios de comunicación, el fin que se perseguía en este ejercicio democrático, en lugar de haber promovido con mucha anticipación la participación de la gente. Por el contrario, AMÉRICO cuestionó por qué la reducción en el número de mesas receptoras de la opinión, comparativamente con la cantidad de casillas que se instalaron en la última elección concurrente en Tamaulipas.

Es más, anticipó la culpabilidad al INE, posiblemente porque tenía idea del resultado, de que la cantidad de mesas receptoras, complicaría a muchos ciudadanos el desplazamiento de un lugar donde no había mesa receptora, a otro donde sí se instalaron. De hecho se esperaba una fuerte movilización, como sucedió en la pasada elección concurrente, de gente a las mesas receptoras para elevar la participación de los electores. No obstante, no quisieron desembolsar dinero y prefirieron culpar al INE de lo que hoy se conoce.

Lo que sí habrá que decir, es que el INE le sigue fallando la gente, no la organización, que quede claro. Es decir, las personas que son elegidas para ser funcionarios de las mesas receptoras, las que no obstante de asumir el compromiso, a recibir capacitación  e incluso nombramiento, al final de cuentas se ausentan cuando más los necesitan. Casi un 12 por ciento de los ocho mil y tantos ciudadanos se ausentaron y se tuvieron que tomar de gente que hacía fila para participar y un ocho por ciento de las mesas se quedaron sin funcionarios.

Es un área en donde no hace falta realizar ninguna clase de estudios, sino más bien, asegurar todavía más la asistencia de las personas que sean elegidas para cumplir con esa encomienda.

El único culpable del resultado de esta Consulta Popular será el INE para los que simpatizan con el Gobierno de la Cuarta Transformación o del partido Movimiento Ciudadano.

Quizá con ello tendrán elementos para desprestigiar el trabajo de los Consejeros de este Instituto, porque a ellos les conviene o buscan desaparecer a un organismo que con el paso de los años se ha consolidado, que ha visto en más de una ocasión la alternancia y que sigue siendo uno de los organismos con más respaldo y confianza de la sociedad.

Sin embargo, las intenciones perversas es dañar la imagen del INE e insistir en la posibilidad de desaparecerlo y crear otro que esté más a fin a las decisiones del gobierno en el poder.

alfredoguevara0@gmail.com