Tinta Negra

Alfredo Guevara

Finalmente hizo historia

Aunque mucho se ha dicho y comentado, finalmente en las próximas horas se definirá la persona que ocupará el cargo de presidente interino de la Capital del Estado y quien será el sustituto (a) de XICOTENCATL GONZÁLEZ URESTI. Finalmente, habrá que reconocerle al médico de profesión que si cumplió con lo que prometió cuando anduvo haciendo campaña para la promoción del voto a su candidatura para la presidencia municipal de Victoria: hacer historia. Y si, será recordado como el primer alcalde de Victoria que no alcanzó a terminar el periodo para el que fuera electo. El presidente municipal que perdió los estribos y le gano el poder como la ambición. Quien dejó a la Capital del Estado inundada de baches, vialidades en mal estado, sin solucionarle el problema del agua, con calles, parques y jardines públicos inundados de zacate, arbustos y matorrales, incapaz de recolectar la basura y otra serie de servicios públicos. XICO se distinguirá como uno de los peores alcaldes de Ciudad Victoria, al que le prohibieron ir a un viaje en el que supuestamente promovería a la Capital del Estado y en el que presuntamente, sería expositor del cambio climático. Ahora bien, quien llegue a la alcaldía de Victoria, sólo tendrá tiempo para cerrar el periodo que dejó inconcluso GONZÁLEZ URESTI, pero no así para subsanar el coraje, la impotencia, la inconformidad y el malestar que XICO generó contra los victorenses. Aun y cuando dispusiera de una gran cantidad de recursos para mejorar las condiciones de la Ciudad, el daño está hecho. La gente que de manera directa e indirecta resultó afectada por la pésima actuación del alcalde, no queda conforme con la salida de GONZÁLEZ URESTI. Por el contrario, desea no solamente ver calles mejor pavimentadas, abasto normalizado del agua, recolección eficiente de la basura y otras cosas, sino también que después de XICO, renuncien otras personas o bien, que sean despedidas de las áreas estratégicas, que lejos de ayudar, le ocasionaron más problemas al alcalde bailarín. Por principio de cuentas, debe renunciar el Secretario del Ayuntamiento JOSÉ LUIS LICEAGA, toda vez que como encargado de la gobernabilidad en el municipio no tuvo capacidad para por lo menos, mantener la ciudad estable en lo político como en lo social. También debería tener lista su dimisión el Tesorero del Municipio JOSÉ ALFREDO PEÑA RODRÍGUEZ, al no haber tenido orden en el manejo de las finanzas y prestarse a presuntos actos de corrupción. Debería sumarse la Contralora NORA ROSALBA CEPEDA GUERRERO por solapar actos de nepotismo en el Ayuntamiento y cegarse a los contratos realizados con empresas factureras e incluso, no darse cuenta de los presuntos malos manejos de recursos públicos. Con la licencia de GONZÁLEZ URESTI desde luego que muchos de los directores de área perderán el proteccionismo y por consecuencia, o se van antes, o tendrán que despedirlos porque no son dignos de confianza, de quien asuma el cargo de presidente municipal interino. XICO es tan ingenuo, que a estas alturas todavía no se la cree o reacciona a la decisión tomada. Todavía este miércoles acudió a sus oficinas, donde antes de ingresar, hizo lo que nunca, dar una entrevista breve. “Si hay la posibilidad de conseguir recursos para Victoria, porque se requiere de mucha inversión, desde otra trinchera lo vamos a hacer” dijo. Piensa que al dejar la alcaldía, recibirá otra encomienda dentro de la administración estatal o federal. Y si así fuera, sería un puesto irrelevante, aislado o marginado para que no siga causando daño. Desde luego que XICO tendrá todo el tiempo del mundo para pensar, analizar y hasta valorar la posibilidad de participar en las próximas elecciones. Pero, a diferencia de la que lo llevó a la alcaldía, ya no serán las mismas condiciones. Agradecido debería estar que al solicitar licencia, se le van a perdonar algunas cosas y en caso de que decidiera irse por la vía independiente – otra vez- entonces si sería sujeto de una revisión a su mandato. Ahora bien ¿Qué pasará con el tema de las empresas factureras? ¿Quién o quiénes serán los que pisen la cárcel?  En fin.

alfredoguevara0@gmail.com