Tinta Negra

Alfredo Guevara

La posibilidad existe

Sigue tomando fuerza la eventual posibilidad de ir a una elección extraordinaria en Nuevo Laredo. Hasta ahora, se desconoce si alguno de los partidos políticos que no quedaron conformes con la sentencia que emitió el Tribunal Electoral del Estado interpuso recurso de apelación ante la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación con sede en Monterrey. Queremos pensar que uno de ellos será el Partido Acción Nacional, como principal interesado.

El argumento que llevará, es el de violaciones a la cadena de custodia, figura electoral que pudiera ser factor de decisión de la segunda instancia jurisdiccional, para revocar, en un momento dado, la decisión tomada por tres de los cinco magistrados locales. Diremos que la delegada del Instituto Nacional Electoral OLGA ALICIA CASTRO nos confirmó que existe un antecedente que data del 2018, cuando en Nuevo León, específicamente en Monterrey, la misma sala regional ordenó la realización de una elección extraordinaria, al haberse comprobado irregularidades precisamente en la cadena de custodia. Aunque pudiera no ser el mismo caso que Nuevo Laredo, dado que depende de las pruebas que pudieran existir, la posibilidad existe.

Pero si dejar en claro que bajo esa figura, todo puede suceder. Quizá por ello las magistradas MARCIA LAURA GARZA ROBLES y BLANCA ELADIA HERNÁNDEZ decidieron no aprobar la sentencia planteada por la ponencia del magistrado EDGAR DANÉS ROJAS. Derivado de lo anterior, será entonces la sala regional del TEPJF, en quien recaerá la responsabilidad de analizar detenidamente lo que aportan los diferentes partidos políticos que en este caso, apelen la decisión tomada por los magistrados de Tamaulipas EDGAR DANÉS ROJAS, EDVAR INVÁN ARROYO  y RENÉ OSIRIS SÁNCHEZ RIVAS.

Ahora bien, ¿A quién le correspondió la cadena de custodia? Desde luego que fue responsabilidad del INE, quien a través del personal contratado, trasladó los paquetes electorales hacia los consejos distritales y municipales a cargo del Instituto Electoral de Tamaulipas. Que de ahí en adelante hayan brotado algunas presuntas irregularidades, es otra cosa. Quizá por ello se deslinda, y con justa razón, OLGA ALICIA CASTRO, al exponer que el INE cumplió con la cadena de custodia el pasado seis de junio sin sobresaltos de ninguna índole.

Según la magistrada HERNÁNDEZ ROJAS hubo un presunto desaseo en la cadena de custodia e incluso, sellos rotos. Mucho dependerá entonces de lo que obre en el expediente presentado por DANÉS ROJAS, para saber en qué tramo de la cadena existió ese calificativo, es decir, si en el traslado de los paquetes electorales de la mesa directiva hasta los Consejos o bien, después que se entregó a los consejeros del Ietam.

La labor corresponderá a los magistrados de la sala regional. Por cierto, el pasado 19 de agosto, se cumplió un año del sensible fallecimiento de JOSÉ ASUNCIÓN AGUILAR HERNÁNDEZ, una persona que se caracterizó por su sencillez, su sentido social y su buena disposición como funcionario del Ietam.

En los cargos que ocupó, siempre mantuvo una buena relación con los diferentes partidos políticos y todavía mejor, con los que en su momento, aspiraron a un cargo de elección popular y todavía mejor con el personal del Instituto Electoral de Tamaulipas, donde se le recuerda con mucho cariño y aprecio. En fin.

alfredoguevara0@gmail.com