En el caso de no pasar a la final extenderán el veto a otro partido de local, tal como informó el club en un comunicado

Luego de recibir varias sanciones por sobrepasar el aforo permitido en el juego contra Cruz Azul por la ida de la semifinal de Guard1anes, el Pachuca aseguró, que si pasa a la final del torneo, jugará sin público en el Estadio Hidalgo.

A través de un comunicado, los Tuzos anunciaron “ El Grupo Pachuca informa que, en caso de llegar a la final, jugaremos nuestro partido como locales a puerta cerrada, vetando así nuestro propio estadio”.

 

“En caso de no pasar a la final, extenderemos este veto en los próximos partidos que juguemos de local”, indicó el club en la misiva.

 

Durante el juego de ida, al Pachuca se le permitió un aforo no mayor al 40% del estadio, es decir, unas 12 mil personas.

 

Sin embargo, solo bastó con mirar a las gradas para evidenciar que estaban repletas. Ante esto la directiva del equipo reconoció que pasaron más personas de las permitidas, aunque aseguraron que solo se imprimieron 12 mil boletos.

Los Tuzos jugarán el sábado la vuelta de la Semifinal contra Cruz Azul desde el estadio Azteca. Pachuca irá a marcar de visitante ante el 0-0 registrado en el Hidalgo.

 

Por sobrepasar el aforo el club recibió multas monetarias por parte de la municipalidad, el gobierno estatal y la Federación Mexicana de Fútbol.