CIUDAD DE MÉXICO. El expresidente Felipe Calderón Hinojosa advirtió que en las elecciones de junio próximo se juega otorgar mayor fortaleza al “poderoso” y su presidencia imperial o transitar hacia una verdadera democracia.

En un mitin en Puebla para apoyar a Eduardo Rivera Pérez, quien busca la alcaldía de la capital por la alianza entre el PAN, PRI y PRD y demás partidos locales, el exmandatario señaló que también está en riesgo la capacidad de disentir.

Esta alianza, detalló, sólo es un síntoma de que el poder Ejecutivo trata de acallar a sus opositores.

Expuso que como nunca antes, desde la Presidencia de la República, se ataca a quienes expresan pensamientos distintos a Andrés Manuel López Obrador, en particular a los miembros de la prensa.

“Aunque afortunadamente no hemos llegado a extremos de los de países dictatoriales, no podemos ignorar el peligroso rumbo que toma el país ante la discrepancia de opiniones.

“(El presidente) rechaza y agrede a los periodistas, quien discrepa es un traidor a la patria, quien discrepa está financiado por los intereses económicos mas perversos, quien discrepa no tiene otra motivación más que la verdad, para el poderoso es sólo pretender atacar su obra”, fustigó Calderón.

Ante este panorama, señaló Calderón, se configuró la necesidad de que los partidos de oposición, que antes eran rivales, hoy unan fuerzas para detener el avance de un solo hombre y el Congreso sea una verdadera arena de la pluralidad.

Acusó que en los comicios del 6 de junio, se busca que el Poder Legislativo sea una corte más de la Presidencia y no atienda las mínimas necesidades de los ciudadanos.

“No solo no queremos que el Congreso se convierta en una corte de Palacio Nacional, en una corte de nobles, mensajeros y amanuenses del presidente, queremos que el Congreso sea un voz que se plante contra el presidente, que decida por sí mismo”, sostuvo.

“No queremos diputados y senadores agachones sino que alcen la voz frente al poderoso”. (Forbes).