Seis son las gasolineras abandonadas en la ciudad y bajo riesgo de probables gases tóxicos, lo que determinó la intervención del Municipio para solicitar corrección a sus dueños.

Buscará Municipio a dueños de gasolineras abandonadas

 

                                               Por Javier Claudio

 

            Mediante un llamado a los propietarios de las seis gasolineras abandonadas en la ciudad, Protección Civil pretenden rescatar la seguridad dentro de los inmuebles ante la posibilidad de riesgo de gases tóxicos provenientes de los tanques de almacenaje.             

            Acerca de la abandonada Gasolinera Casso, ubicada en reforma casi con Anáhuac, Omar Enrique Sánchez, director de Protección Civil dijo que se hizo una inspección y se confirmó que los tanque aparecen casi a la intemperie y part4e de su cercado aparece derribado al paso del tiempo.

            “No solamente fue derribada una parte de la cerca por la avenida Reforma, sino en la parte de atrás aparece totalmente derrumbada, pero esto como efecto del paso del tiempo y falta de mantenimiento del inmueble”, comentó.

            Hizo saber que, a través de Catastro Municipal, se apoyará para conocer el nombre del propietario del terreno, pues sería muy probable que haya sido vendido por sus originales dueños.

            Habló de una coordinación con el secretario del Ayuntamiento, José Ramón Ibarra Flores a fin de determinar una alternativa de solución a la problemática que representa el libre acceso a las gasolineras abandonadas y el riesgo que propicia.

            No descartó la posibilidad de hacer un llamado a la Asociación de Expendedores de Gasolina en Nuevo Laredo, con la finalidad de facilitar la solución al abandono de estos inmuebles y sus tanques de almacenamiento.

            Asintió en que son seis el número de gasolineras abandonadas en la ciudad, las que todas cuentan con sus tanques de almacenamiento bajo tierra a excepción de la que se encuentra en Reforma y Anáhuac.