La importación de vehículos usados es cara debido a la aplicación del Libros de Precios Estimados y que ya es petición para que sea retirado.

Desquicia impuestos el Libro de Precios Estimados en Autos

 

                                                Por Javier Claudio

 

La última de las esperanzas entre importadores de vehículos usados, para evitar el quiebre de los contados lotes que aún prevalecen, sería que la Secretaría de Economía y Hacienda permitieran el retorno del valor factura en este tipo de operaciones.

            “Entre la serie de cambios y reglas en la importación de autos usados, destaca la aplicación del libro tarifario o Libro de Precios Estimados que la misma autoridad creó, para dejar así fuera el que aparece en la factura de compra”, dijo Roberto Hiero Mendoza.

            El importador de vehículos e integrante del Comité Mixto Nacional de Vehículos Usados, dijo que al respetar la Aduana ese valor-factura que trae el importador, bajaría el pago de impuestos y dejaría en posibilidad justa este tipo de operaciones.

            Mencionó que esta petición fue hecha desde el año antepasado y según se ventilaría el año anterior, pero por motivos de la pandemia del coronavirus que obligó replegar toda actividad, ha seguido suspendida.

Afirmó que, de acuerdo a últimas pláticas sostenidas con representantes del aparato de Gobierno Federal, dentro de las primeras actividades a reanudar se tiene contemplado resolver la reunión pendiente sobre la comercialización de vehículos usados.

            Indicó que como parte esencial que les permite la reanudación de las importaciones de vehículos es que sea retirado el listado de Precios Estimados para Vehículos, cuyas cifras son exorbitante e impiden toda importación.

            “Sólo queremos que aplique el precio del valor factura, para proceder a la importación y que son precios reales que no dejan distante la posibilidad de regularizar alguna unidad motriz”, comentó.