El traslado de la DGA a Nuevo Laredo, diluye cada día ante el avance del sexenio, la falta de recursos y la ausencia de un proyecto.

Diluye traslado de AGA por carecer de proyecto

 

                                               Por Javier Claudio

 

            Entre el personal de la Aduana de Nuevo Laredo, no hay posibilidad de traslado de la Dirección General de Aduanas (DGA) a este puerto fronterizo, por carecerse de recurso económico suficiente y de un buen plan que cristalice el proyecto.

            Entre el personal entrevistado, el que solicitó el anonimato por evitar alguna amonestación o sanción de la propia Aduana, se destacó que además de que nadie ha sido avisado, así tampoco el Centro de Recursos Humanos (CRHS).

            “En el reglamento interior, concretamente en el Artículo 40 se establecen las facultades de la Administración de Recursos y Servicios dependiente de la Jefa del SAT y la junta que constituye a este órgano, dijo en su definición de la actividad que corresponde al CRHS.

            Mencionó que la movilización que se pretende, debe tener primeramente medidas las capacidades y esto es mediante la CRHC, que mueve el capital humano y edificios de la Aduana, así también de acuerdo al reglamento para distribuir las necesidades, bajo esa política y directriz.

            “Es decir, determinaría si es factible remover la DGA aquí”, asentó.

            Destacó también que corresponde al presidente Andrés Manuel López Obrador, la determinación del traslado de esta dependencia a desconcentrar y que sería facultad única por mandato constitucional.           

            Con el reporte que se tiene hasta hoy, no existen las condiciones para recibir a la DGA y sus aproximadamente siete mil empleados, además de las familias, que por igual deben estar contemplados mediante un informe en el Gobierno Municipal.

            “Son aproximadamente siete mil empleados de la DGA –más sus familias–, y no todos aceptarían la reubicación, por lo tanto si esto es a mediano plazo entonces ya deberían de estar recibiendo la Aduana solicitudes y capacitando personal, otros punto muy complicado”, observó.

            Puntualizó que este movimiento debe tener un estudio sociodemográfico y sin embargo nada se tiene, así tampoco el tiempo para realizarlo pues casi se está a la mitad del sexenio y por lo tanto no hay tiempo.