La artritis gotosa como padecimiento, está estrechamente ligado a malos hábitos alimenticios, principalmente en esa época de pandemia.

Ejercicio y alimentación son básicos en la artritis gotosa

                                               Por Javier Claudio

El padecimiento de la enfermedad conocida comúnmente como “gota” es un problema de salud provocado por la alteración metabólica del ácido úrico en el cuerpo, cuya prevalencia se ubica entre el 0.4 y 0.7 por ciento de la población, de acuerdo con datos epidemiológicos a nivel mundial, siendo ésta más frecuente en hombres que en mujeres.

Esta enfermedad es considerada como de tipo reumática, está estrechamente ligada a malos hábitos alimenticios, pero también a la falta de ejercicio, principalmente en este periodo de pandemia por el coronavirus, dijo el doctor Alejandro Soto Villa.

El director del Hospital general de Zona (HGZ) No.11 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Nuevo Laredo, Tamaulipas, dio que este problema de salud deriva también de la  acumulación de sales de ácido úrico ocurre sobre todo en las articulaciones, riñón y tejidos blandos,

El especialista señaló que la artritis gotosa se desarrolla después de varios años e incluso décadas de padecer hiperuricemia, niveles elevados de ácido úrico en la sangre, la cual se manifiesta con dolor intenso e inflamación en la articulación del dedo gordo del pie, tobillo y, con menos frecuencia, en la rodilla.

Hizo saber que los síntomas iniciales se presentan regularmente con dolor en una articulación, pero del 10 al 15 por ciento del primer ataque de gota puede ocurrir en varias articulaciones de manera repetitiva.

El doctor Soto Villa, destacó que en la actualidad, las alteraciones del metabolismo del ácido úrico están ligadas directamente con enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes y resistencia a la insulina.

Explicó que el consumo excesivo de carnes rojas, vísceras, bebidas alcohólicas y mariscos se relaciona con el aumento de riesgo de sufrir ataques de gota, padecimiento de salud que es recurrente en derechohabientes.