La sequía que afecta a Tamaulipas, no tiene más defensa que enfrentarla con recursos el propio ganadero.

Enfrentaremos la sequía, tan igual como otras: Ganaderos

                                   

                                                Por Javier Claudio

 

            En tanto la Secretaría de Desarrollo Rural en Tamaulipas, solicitará a la Comisión Nacional del Agua (Coangua) sea declarado el Estado como zona de desastre debido a las afectaciones derivadas de la sequía, el sector ganadero local dijo que se recurrirá a la experiencia que se tiene para enfrentarla.

            “Esta sequía que ya es extensiva en todo el país, ya la enfrentamos y la sacamos adelante con nuestros recursos, como ha sido en otras ocasiones, al acarrear agua para evitar la muerte de los animales y mediante compra de alimento suplementario”, dijo Felipe Javier Fernández Martínez-

            El presidente de la Asociación Ganadera de Nuevo Laredo, mostró subestimación al apoyo del Gobierno Federal ante la gravedad de la sequía, dado que las acciones predominantes han sido el retiro de apoyos para el sector ganadero.

Asintió en que el secretario de Desarrollo Rural en Tamaulipas, Ariel Longoria García, informó que solicitará ante la Congua una declaratoria de zona de desastre para Tamaulipas por las afectaciones derivadas de la sequía.

“Hemos enfrentado tantas sequías, las que nos han obligado a realizar un sinnúmero de ajustes, además de dejarnos experiencias, por eso que, en esta nueva ocasión, con experiencia ya estamos enfrentándola”, comentó.

Expresó que los periodos de aridez han sido tan recurrentes en los últimos años que se ha tenido que aprender a vivir con ellos en el sector ganadero y este nuevo embate nada tendría de diferente.

Fernández Martínez, dijo que las lluvias pronosticadas para este mes, necesitaría ser de tipo torrencial para poder ver con optimismo la posibilidad de recuperar parte de lo invertido ante la contingencia.

“Necesitamos que los huracanes o tormentas tropicales toquen tierra y arrojen agua a nuestras presas por la situación difícil; la mayoría está por debajo del 50% y otras del 25%, lo que provocará problemas de abasto de agua para la agricultura”, puntualizó.