La baja de clientes en restaurantes y las ventas “sólo para llevar” han acentuado la crisis en este rubro de la economía local.

Por “las nubes” los restaurantes

 Entre oferta, promoción y carestía, restauranteros   

                       

                                                Por Javier Claudio

 

            La crisis economía atraída por la pandemia del coronavirus, desató distintas reacciones entre la industria restauranteros, al subir algunos sus precios como reacción inmediata, otros tantos optaron por la promoción y hay quienes ofertan sus platillos.

            “Algo tenemos qué hacer para sobrevivir. Vamos para el año con esta limitación en ventas, sin apoyo alguno en nuestros gastos de operaciones ni mucho menos en pago de impuestos”, replicó el empresario restaurantero, Gerardo García, socio de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurante y Alimentos Condimentados (Canirac).

El dueño de uno de los restaurantes de mayor tradición en la ciudad, dijo el aumento en el precio de la rejilla de entre 10 y 11 kilogramos de tomate de 150 a 240 pesos, representaría una de las razones principales para ajustar precios en alimentos.

“Estamos trabajando al 50 por ciento, pues la mayoría compra para llevar y es poca la gente que busca comer en el local. Y sin embargo siguen siendo los mismos gastos, sin apoyo alguno para enfrentar la situación”, dijo.

Ana Laura García de Anzaldúa, propietaria de Banquetes Ovidio’s, fue de la opinión de promocionar negocios y ofertas comidas, como la mejor medida para sostener los negocios y los sueldos de los trabajadores.

“La situación es bastante difícil ante los contagios de Covid-19 y no nos queda de otra que echarnos la mano unos a otros, esto es que ofertamos alimentos para vender y sostenernos, y a su vez es un paliativo para las familias”, comentó la empresaria.

Integrante de la directiva de Canirac, mencionó que ante incertidumbre de conocer cuándo se podrá tener la movilización general de la población, varios propietarios de restaurantes han hecho planes austeros para los siguientes meses.