Estancada aparece la contracción de créditos de vivienda de interés social, debido a los escasos ofrecimientos de Infonavit para la clase trabajadora.

Estancada la contracción de créditos de Infonavit  

 

                                               Por Javier Claudio

 

La existencia de más de 15 mil trabajadores con crédito preaprobado para vivienda por Infonavit y que permanecen sin uso, tiene una razón; las viviendas siguen siendo caras y de plazos demasiados prolongados para liquidar.

De acuerdo a opiniones de trabajadores, dijo Félix Alberto Alemán, secretario general de la CTM, se permanece a la espera mejoren las condiciones de ofrecimiento por parte del Gobierno Federal.

Cierto que ya hay algunos cambios en la política crediticia de Infoavit, pero esperamos que la dependencia del nuevo Gobierno Federal mejore las condiciones de ofrecimiento y entonces apliquen esos créditos preaprobados.

Mencionó que de acuerdo a la opinión predominante de trabajadores, el alto interés, el reducido espacio de construcción y los prolongados tiempos de pago, serían las razones principales por las que en número mayoritario se abstenga de adquirir una casa de interés social.

            “No nos anima un crédito con Infonavit, pues las casas son a pagar a 25 años, esto significa que nos embarcamos de por vida, los que nos obliga a asegurar el trabajo y si lo perdemos, conseguir otro inmediatamente, pues desempleados perdemos la vivienda”, dijo Esteban Cruz Mireles, empleado de una maquiladora.      

            Refirió también sobre lo retirado que se encuentran los nuevos complejos habitacionales, que aunado a la inseguridad no motiva ánimo de vivir lejos es entonces que se opta por la vivienda usada, pero ubicada en colonias céntricas.

            La indiferencia de adquisición de vivienda por parte de la clase trabajadora, se denota en las cifras expuestas por la delegación estatal de Infonavit, luego de que una plantilla laboral de poco más de 97 mil, apenas 24 mil han ejercido crédito y más de 15 mil aparecen en preaprobado, pero desisten de gestionarlo.

            Gilberto Salas Domínguez, gerente de una empresa constructora, asintió que la caída en ventas también se debe al alto grado de dificultad de los trabajadores para obtener un crédito, además que permanecen a la espera de que el gobierno federal ofrezca mayor accesibilidad.