Mediante programas de salud, el IMSS remarca el fortalecimiento del mejoramiento de vida de derechohabientes. (Foto J. Claudio).

Estilo de vida saludable, un reclamo de nuevos tiempos         

                                               Por Javier Claudio

A un año de haber dado inicio la pandemia y medidas sanitarias, el predominio entre la ciudadanía es haber dejado una enseñanza de vida que parte desde procurar una mejor alimentación, así como la eliminación de malos hábitos en la ingesta.

Con el objetivo de que más familias de derechohabientes accedan a una mejor calidad de vida a través de una alimentación saludable y la práctica de ejercicio físico diario, el Hospital General de Zona (HGZ) N.° 11 del IMSS en Nuevo Laredo, está impulsando una campaña de información a través del departamento de Nutrición y Dietética.

Sobre el tema, la nutrióloga Analy Álvarez Hinojosa, a través de un equipo multidisciplinario integrado exprofeso para ello, se da a conocer a la población derechohabiente una idea básica y central: que llevar una vida saludable implica evitar todo tipo de excesos en alimentación.

Es con el apoyo de un equipo multidisciplinario del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), se ha difundido entre la población derechohabiente una idea básica y central, como es el llevar una vida saludable, que implica evitar todo tipo de excesos y que es tan malo comer mucho, como comer demasiado poco.

Una parte muy importante que se explica a los derechohabientes, es que nada debe de vivirse como una obsesión, que bajar de peso debe ser una consecuencia positiva de una serie de nuevas acciones también positivas y saludables.

“De una manera sencilla y rápida, les enseñamos que para lograr un estilo de vida saludable se deben elegir los alimentos más nutritivos, en especial cereales, frutas y verduras, beber abundante agua y realizar ejercicio físico de manera diaria, lo que permitirá mantener un peso corporal adecuado”, añadió la nutrióloga del IMSS.

Abundó que una cosa es mantener un peso adecuado y un organismo saludable, y otra muy distinta –y riesgosa para la salud–, bajar de peso para mostrarse sumamente delgados y a la moda, lo que lleva a padecer enfermedades como bulimia o anorexia, y en consecuencia a poner en peligro la vida.

Expuso que otros hábitos saludables que se mencionan a los derechohabientes, son dormir aproximadamente ocho horas por día, caminar al menos treinta minutos todos los días, evitar el consumo de drogas, alcohol, tabaco y la automedicación, aunado a que deben consultar al médico en casos de síntomas de alguna patología.