Improvisan un depósito de ramas y árboles derribados

 

                                                Por Javier Claudio

 

            Con el derribe de casi 150 árboles y un sinnúmero de ramas como efecto de la fuerte tormenta que azotó la ciudad el pasado martes, autoridades de Gobierno Municipal se dieron a la tarea de improvisar depósitos de este tipo de deshechos.

            A cinco días de enfrentar este fenómeno natural, por instrucciones del alcalde Arturo San Miguel Cantú, se integraron flotillas de camiones recolectores para realizar recorridos por la ciudad y levantar árboles y ramas caídas.

            La dirección de Medio Ambiente y Cambio Climático, estableció como punto de depósito de material desechado de parques y jardines una extensa área ubicada en 15 de Septiembre y Tecnológico, frente a un complejo comercial.

            De acuerdo a la información recabada en punto de depósito, toda persona puede acudir a tirar ahí los restos de árboles, así también aquellas brigadas de partidos políticos en campaña que se han prestado a este tipo de labor.

            “Este trabajo es arduo y de suma recopilación de árboles caídos, por lo tanto, se determinó la improvisación de un sitito para que camiones de volteo del Municipio y particulares depositen ahí los restos árboles y ramas derribadas por los vientos y lluvia”, dijo uno de los operadores de un vehículo para carga.

            Indicó que será en los días siguientes y pasada la limpieza en las más de 20 colonias que fueron afectadas con gran cantidad de árboles derribados, para determinar lo que se hará con el desecho que bien podría ser procesado y utilizado como abono a parques.  

            Entre los daños que se registraron en diversos sectores de la ciudad, destacan 20 fugas de gas, 55 postes en riesgo con cables colgando y panorámicos dañados, así como volcaduras de unidades pesadas generadas por las fuertes ráfagas de viento.