Insólito; sólo les llovió a ranchos región poniente

 

                                                Por Javier Claudio

 

            “Lo que fue daño para la ciudad, fue beneficio para el campo”, expresó el productor José Miguel Ortiz López con respecto a la tormenta que abatió el pasado lunes casi a la medianoche al dejar suficiente humedad que permitió romper con el periodo de sequía.

            De acuerdo a los datos aportados en la Asociación Ganadera de Nuevo Laredo Ciudad-Guerrero, pese a la intensidad de la tormenta, solo se registró lluvia al campo hacia Ciudad Anáhuac y Colombia, Nuevo León.

            Entre dos y media y tres pulgadas, habrían registrado los ranchos cercanos en esta parte de los poblados de la región, en tanto que Nuevo Laredo reportó 38 milímetros, que sería un equivalente a casi una pulgada y media de lluvia.

            “Insólito pero cierto, hacia la parte oriente o sea la región de la Ribereña no llovió, así tampoco los ranchos ubicados en los costados de la parte sur de la Carretera Nacional recibieron agua”, dijo.

            Calificó el producto ganadero Ortiz López como un beneficio mediano, el registro de esta tormenta que, si bien rompió con la sequía aún con la escasa humedad que dejó, apenas sería suficiente para el crecimiento de pastos en los meses siguientes.

            La falta de electricidad y agua en la ciudad, tuvo efectos que trascendieron hacia los ranchos en su actividad, principalmente el vital líquido debido a que gran número de productores que acarrean agua cotidianamente para el ganado.

             “Esperemos que los días que resten de mayo continúe lloviendo, pero principalmente hacia el campo, esto a fin de dejar de gastar en alimento y acarreo de agua, además de alistarnos para la temporada intensa de calor.