La planta de procesadora de alimento para ganado en Nuevo Laredo, es la segunda en su importancia para fortalecer la producción en Tamaulipas al aportar 350 toneladas al mes.

N. Laredo, “segundo granero alimenticio” de la ganadería  

 

Por Javier Claudio

 

            Nuestra ciudad aparece convertida en la gran impulsora en la producción de alimento para ganado en la región noreste de Tamaulipas, debido a su excelente actividad la Planta de Alientos Balanceada de Nuevo Laredo, S. A. de C. V.

            Ubicada en la antigua Estación Cuarentenaria de la Carretera Ribereña, actualmente la planta de alimento alanzó una producción mensual de 350 toneladas al mes, lo que se ha convertido en elemental debido a la fuerte sequía que azota la mayor parte del Estado.

Es así que dado el fortalecimiento de la producción, Nuevo Laredo es considerado como el segundo “granero alimenticio de la ganadería”, después del ubicado en Abasolo, trasciende en Tamaulipas como importante productor para el sostenimiento de la calidad de hatos.

            Felipe Javier Fernández Martínez, presidente de la Asociación Ganadera de Nuevo Laredo-Ciudad Guerrero, hizo saber que fue en el 2004 cuando se le confirió la responsabilidad al sector ganadero local de producir alimento para ganado y administrar la Planta Balanceada de Alimento ubicada en la Carretera Ribereña, casi en el en el entronque con la Carretera Nacional.

            “Se tiene una sociedad con la Unión Ganadera Regional de Tamaulipas, la que tiene el 51 por ciento de la inversión, mientras que los ganaderos de la localidad tenemos el 49 por ciento”, dijo a manera de aclaración.

            Destacó la importancia que tiene la planta de alimentos para ganado de Nuevo Laredo, si se considera que opera de manera conjunta con la de Abasolo, para atender la demanda de todo el sector noreste, principalmente en periodos de sequía.

            “Realmente nos enorgullece al sector ganadero el manejo y la administración de la Planta Balanceada de Alimentos de Nuevo Laredo, pues se llega atender la demanda de productores de Reynosa y hasta Ciudad Vitoria”, comentó.

              Asintió en que la demanda se ha acrecentado durante los últimos años, derivada de las intensas sequías, hasta alcanzar ya la producción de 350 toneladas de alimento al mes para la ganadería.

            Abundo al citar Fernández Martínez, que la planta de alimento para ganadería básicamente produce por default; para el ganado de exportación, de engorda –que consumo nacional– para vacas de temporada de sequía en el potrero.