Las “ventas en línea”, se convirtieron en una nueva forma de subsistir de desempleados a causa de la crisis ocasionada por la pandemia.

Pandemia y despidos, hizo crecer “ventas en línea”

 

                                               Por Javier Claudio

 

            Una modalidad tiene el subempleo y este es a través de las redes sociales o internet, luego de esto aumento como efecto de la pandemia del coronavirus y con esto se evitaba la movilización recomendada por autoridades de salud.

            Así a la venta en línea de comida y artículos de manera acrecentada, se incorporó también la de los vehículos, la que dejó de ser en tránsito y con los clásico letreros de “se vende” en los vidrios.

Hoy la venta de vehículos americanos usados entre particulares, se observa de manera recurrente en línea o internet, aplicado esto por aquellos que realizan una pequeña inversión, venden y revenden para sacar alguna ganancia.

“Todo esto ha contribuido a la desaparición de lotes de vehículos en la ciudad, pues ahora los encuentras con más facilidades en el Internet, lo que representa un ahorro en la renta de locales para exhibir las unidades”, dijo el comerciante en autos José Luís Torres.

Quien hasta hace algunos años formó parte de la Asociación de Vendedores de Vehículos Usados, dijo que con esta modalidad de venta en línea se tiene ahora el ahorro de renta de lote de exhibición, sueldos y pagos tributarios.

            “Hoy se puede ver la venta unitaria de vehículos usados americanos como subempleo u oficio improvisado y esto se puede observar claramente debido a que representa un alivio económico, alentado a su vez por la casi desaparición de loteros y la dificultad para alcanzar un crédito en alguna agencia de autos nuevos”, comentó.

Aseguró que las ganancias no son tan altas como se podría suponer, luego de que se inicia con la venta de un vehículo y se ofrece barato como atractivo para comenzar a hacer clientela para después volver a invertir.

Asintió que las ventas en línea han sido un desahogo a la crisis económica atraída por la pandemia que dejó desempleo, luego que cobran las indemnizaciones muchos optaron por invertir para vender carros usados.