Es entre la población femenina derechohabiente del IMSS, donde se da el mayor número de casos de anemia.

Predominan en mujeres los casos de anemia, indica IMSS

 

                                               Por Javier Claudio

 

De acuerdo a los registros de consulta médica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) sobre deficiencia en alimentación y que tiene como consecuencia la anemia, son las mujeres quienes siguen liderando el número de casos.

Los reportes de médicos especialistas, destacan que son las mujeres las más propensas a esta enfermedad hematológica, derivad principalmente de una mala alimentación, dijo el doctor Alejandro Soto Villa, director del Hospital General de Zona (HGZ) No. 11 del IMSS.

Explicó que la anemia es una disminución en el número de glóbulos rojos en la sangre, es decir, se encuentran en menor proporción por la falta de hemoglobina, una proteína formada en parte por hierro que se encarga de transportar el oxígeno desde los pulmones a todo el organismo.

Fue entonces que dijo, este padecimiento es más común en mujeres que en los hombres, especialmente entre los 20 y 44 años, y es debido a la presencia de sangrado menstrual abundante o muy largo, así como un embarazo, parto o lactancia.

Observó que en las mujeres embarazadas se da un buen número de casos de anemia, precisamente por la acción de alimentación prenatal y que tiene como consecuencia esta deficiencia a en la salud.

“El consumo de hierro es vital para las mujeres embarazadas, ya que la deficiencia de este micro mineral aumenta significativamente la mortandad materna durante el post parto”, señaló el médico del IMSS.

El doctor Soto Villa aclaró que la falta de hierro puede ser provocada no solo por una dieta pobre en esta fuente, sino por una mala absorción o hemorragias ocultas de tipo digestivo como úlceras gástricas.

Acerca de los síntomas, hizo saber que el más frecuente es el cansancio, así como la falta de aliento, frío en las manos o pies, palidez, infecciones frecuentes y uñas quebradizas, y en los menores de edad, los signos de anemia comprenden la falta de apetito, retraso en el crecimiento y el desarrollo, incluso problemas de conducta.

Para evitar esta enfermedad, dijo es indispensable mantener una dieta equilibrada y rica en hierro, “la carne roja, pollo, hígado, tomate, calabaza, frijoles, lentejas, espinacas, entre otros, deberían ocupar un sitio en nuestra mesa todos los días”.