Varios cruceros del primer cuadro citadino y aún dentro del llamado Centro Histórico, distinguen como un punto crítico para tránsito de vehículos y de peatones por la cantidad de puestos semifijos que aparece sobre la banqueta.

Reclamo ciudadano, orden a improvisación de puestos

 

                                               Por Javier Claudio

 

            Una estela de obligado reordenamiento de puestos de comida deja en las calles la pandemia, debido al cierre de puestos semifijos por razones acato a la emergencia sanitaria y los que hoy en buen número, aparentemente han pasado al abandono.

            Comerciantes establecidos y peatones, hicieron saber la necesidad de conminar al orden en la oportunidad que lo permite el que aun no han regresado a ser ocupados estos negocios informales, en su mayoría de comida.

            Desde la primera calle que es la 15 de junio hasta la Madero, aparece un sinnúmero de puestos que en su mayoría permanecen cerrados, primeramente, debido a las medidas sanitarias, pero otros tantos abandonados desde hace tiempo, dijo la señora Guadalupe Silva, propietaria de un pequeño negocio de comida entre Ocampo y Canales.

El crecimiento sin orden de puestos semifijos creció sin control algunos, hasta comenzar a registrar trastornos en la vialidad en algunos céntricos sectores, para observarse así observarse algunos puntos con dificultades en la circulación de vehículos y el tránsito de peatones en las banquetas, dijo.

            Uno de los puntos que desde hace tiempo se ha convertido en un trastorno es el ubicado en Ocampo y Canales, debido principalmente a la reducción de espacios para vehículos debido a la cantidad de puestos semifijos que aparecen en la banqueta en la arteria que va hacia la Plaza Hidalgo.

            “No se puede transitar libremente por la banqueta al quedar reducida y mucha gente opta por bajar al arrollo de la calle donde se corre riesgo constante por el paso de vehículos particulares y camiones urbanos”, dijo el peatón Felipe Martínez.

            Afirmó que, ante el cierre a causa de la pandemia, es buen momento para retirar aquellos que definitivamente han sido abandonados y que además o están en el padrón del Municipio.

            “Está haciendo fuerte trabajo el alcalde Arturo San Miguel y es buen momento para solicitarle la depuración de la gran cantidad de puestos semifijos en las principales calles del primer cuadro de la ciudad”, comentó.

Mencionó que se pueden identificar a muchos de los puestos por el sindicato a que pertenecen, debido a que algunos pertenecen a la CNOP, algunos tantos a la CTM y otros independientes.

La crítica situación para la circulación libre de vehículos y de peatones, no solamente es a causa de la gran cantidad de puestos ahí establecidos, sino también a las dobles filas que se hacen junto a un restaurante ahí ubicado y de amplia demanda.