Las pulgas tienen nuevos integrantes operadores de taxis, quienes en gran número se han incorporado a este tipo de comercio informal debido a la falta de concesiones y crisis económica.

Se incorporan taxistas sin vehículo al empleo informal

                                   

                                               Por Javier Claudio

 

La crisis que abate a conductores de autos de alquiler, tiene como alternativa la incorporación al empleo informal, entre ellas la falta de concesiones, afirmó Gerardo Casas Hernández, dirigente del Sindicato de Taxistas de Nuevo Laredo.

Indicó que de 63 integrantes del Sindicato de Taxistas de Nuevo Laredo, solamente ocho tienen empleo como tripulantes de autos de alquiler, luego de una prolongada espera de casi seis años en la gestión para la obtención de concesiones.

“La salida inmediata que se tuvo ante la falta de empleo fue dedicarse al comercio informal. No hay de otra, la cosa es que hay que llevar sustento a la casa y eso no espera ante nada”, dijo el dirigente.

El desplome clientes fue citado como otor gran daño al empleo de taxistas, esto como efecto de la reducción de la movilización debido al Covid-19 y la serie de medidas preventivas, mencionó.

            “No se tuvo más remedio y habría qué sobrevivir ante la falta de trabajo. Fue entones que se solicitaron permisos para ausentarse temporalmente y dedicarse a otras actividades que les deje sustento para sus familias”, dijo.

            Fue entones que indicó Casas Hernández que actualmente estarán en activo alrededor de ocho operadores de taxis, quienes de manera alterna se dedican al comercio informal a fin de sostener la economía en sus hogares.

Puntualizó que la actividad alterna o subempleo al que han recurrido un gran número de taxistas es muy amplia, desde la venta de comida hasta comercio en artículos usados, “la cosa es ocuparse en algo que deje recurso económico”.