Sin abasto hielerías ante falta de luz en el poniente

 

Y ahora, ¡la demanda

de hielo ante la falta luz!

 

           

                                                Por Javier Claudio

 

            A casi cinco días del fenómeno torrencial que abatió sobre la ciudad, los estragos de las familias por falta de luz se acentuaron en el sector poniente, al tener que recurrir a la compra de hielo para conservar los alimentos y mitigar el intenso calor.

            La Hielería Agua Azul, González y Yucatán, una de las dos existentes en la ciudad, es la más cercana al afectado sector poniente, aparece imposibilitada para dar el abasto de venta de hielo debido a la alta demanda de familias.

            “Pues vendemos hasta que se nos acabe”, dijo Daniel Quintero, uno de los dueños del negocio, que en esos momentos aparecía atestado de clientes y hacían una fila de casi cien metros por la González hacia el oriente e igual en sentido opuesto.

            La familia Cano Martínez, de la colonia El Campanario, dijo que lograron el abasto de una barra de hielo en un precio de 300 pesos, luego de más de dos horas de fila, pero que ante la falta de luz en el sector les ayudará a conservar sus alimentos y enfriar el agua.

            “Tenemos cuatro días sin luz. Primero no había agua y ahora seguimos sin luz. Esta situación es muy difícil, pues todo alimento se nos echa a perder por el fuerte calor en cuestión de horas”, dijo la señora en tono angustiante.

            Por su parte el dueño de la hielería dijo que apenas sería el primer día de venta, luego de permanecer cerrado precisamente por la falta de energía eléctrica que les impidió hacer las barras de hielo.

            Señaló hacia un trailer con barras de hielo, el que les llegó como apoyo para surtir a las familias, el que trasladó 193 barras de 150 kilogramos cada una, en tanto la venta es hasta agotar existencia.

            “Hay gente que desde la madrugada comenzó a hacer fila, luego de hacerles saber que legaría un tráiler con barras de hielo. Vamos a despachar a las familias, hasta que se acabe. No hay más,”, dijo con apuro.