La cobranza extrajudicial, tiene como defensa de la parte afectada la denuncia, la que aparece sustentada en la ley.

Tiempo de aguinaldos y de cobranza abusiva: Abogado

 

                                               Por Javier Claudio

 

            Ante la proximidad de entrega de aguinaldos a los trabajadores, se ha dado inicio a una campaña de asedio en cobranza por parte de negocios comerciales entre quienes clientes que tienen adeudos.

            Es la temporada en que se incrementan las asesorías de tipo legal entre trabajadores que se sienten intimidados y amenazados por empresas con quienes tienen algún tipo de adeudo a fin obtener la liquidación, declaró el abogado Braulio Hernández Hernández.

            El ex presidente de la Barra Colegiada de Abogados. A. C. de Nuevo Laredo dijo que este tipo de cobranza agresiva por parte de algunos negocios, pueden ser sujetos de sanciones e incluso penalidad de cárcel por violenta la ley que protege al cliente.

            “Es la época en las que mayormente se presenta este asedio de deudores, donde al menos seis de cada diez asesoría que se brindan en la Barra Colegiada de Abogados son relacionadas con ese tipo de cobro abusivo”, comentó.

Expuso que los clientes con deudas por créditos en tiendas o establecimientos comerciales pueden tener la mejor defensa mediante una denuncia de hechos, lo que equivaldría además a frenar este tipo de irregularidad de temporada.

Puntualizó que para poner un remedio jurídico, en su caso a la cobranza extrajudicial de la cual está siendo víctima el ciudadano, este puede iniciar una denuncia de hechos en contra de los cobradores ya que pudieran estar cometiendo en su agravio los delitos de amenazas, extorsión, daño en propiedad ajena doloso, fraude por simulación de escritos judiciales, usurpación de profesión, de funciones públicas, ente otros”, comentó.

El abogado Hernández Hernández, indicó que de los Delitos en Materia del Tratamiento Indebido de Datos Personales, destacan el Artículo 67, que refiere se impondrán de tres meses a tres años de prisión al que estando autorizado para tratar datos personales, con ánimo de lucro, provoque una vulneración de seguridad a las bases de datos bajo su custodia.