El respeto a los estacionamientos en los hospitales, eventualmente se da en su incumplimiento ante ausencia de autoridad para que sean respetadas las áreas de estacionamiento para vehículos de discapacitadas.

Urge mayor vigilancia de las áreas restringidas

 

                                               Por Javier Claudio

 

La invasión de los espacios para estacionamiento de personas minusválidas, sigue siendo un serio problema en clínicas y hospitales, al ser utilizados hasta por conductores de vehículos de dependencias federales.

            La tarde de ayer registró un hecho más criticable entre derechohabientes y personal de la Clínica Hospital del ISSSTE al ser estacionado esta vez un vehículo oficial del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

            “La impunidad da pie a que esto repita, pues el conductor de la unidad oficial, solamente bajo y se condujo la interior de la Clínica Hospital del ISSSTE y no trasladaba enfermo alguno, pues luego dirá que llevó a alguien de emergencia”, dijo una señora que se encaminaba cl nosocomio.

            La situación fue mayormente criticada, debido a que en el área de estacionamiento permanentemente está un guardia para evitar se estacionen vehículos que no trasladen a pacientes, pero no dijo nada.

            La unidad motriz con las siglas del INEGI, ahí estuvo por varios minutos entre la crítica de derechohabientes que acudían por algún tipo de servicio médico o medicamento y peor en aquellos con algún tipo de discapacidad.

            Un empleado de la Clínica Hospital del ISSSTE, señaló que quienes verdaderamente requieren del estacionamiento debido a algún tipo de discapacidad, tiene que dejar retirados sus vehículos, aún con la dificultad del andar.

            La ausencia de elementos de Tránsito y Seguridad Vial, fue otra de las críticas de quienes observaron el abuso, al considerar que esto se repite ante la poca presencia de la autoridad.