Varias viviendas de la colonia Nueva Era, están a punto de derribar al ser desatendido por CFE el reporte de retiro de postes.

Viven con miedo en periferia por daños que no atiende CFE

 

Por Javier Claudio

 

            Han transcurrido más de tres semanas desde que la tormenta azotó la ciudad y dejó una estela de daños, donde los más afectados fueron familias de las colonias de la periferia, desde donde se han repetido llamados de auxilio, principalmente para CFE.  

            Tal es el caso de vecinos de la colonia Nueva Era donde la intensidad de la lluvia y los vientos de hasta 150 kilómetros hora, dejaron entre otros daños el derribe de postes sobre una gran cantidad de viviendas.

            “Son más de tres semanas que nos pegó duro la tormenta y es el mismo tiempo que levaos a la espera de que las cuadrillas de CFE nos retiren de encima de nuestras casas los postes derribados”, reclamó David Guerrero Espinosa.

            Su domicilio ubicado en Cerrada Luís Donaldo Colosio No. 72 de la colonia Nueva Era, observa dos postes encima de la vivienda, con la amenaza de que ceda su construcción y termine por derribarla.

            “Las llamadas a la CFE han sido una y otra vez. Esta bien, entendemos que fueron muchos los daños y hubo la atención apremiante, pero está por cumplirse un mes y seguimos en la misma situación…. y sin luz”, dijo.

            Asintió en que a igual que otras colonias de la periferia, la Nueva Eras sería una de las más afectadas, lo que se ha visto acrecentado por el abandono de la postería derribada por parte de la CFE.

            “Vienen próximas lluvias y nuestra situación será más crítica, primero por falta de techo para cubrirnos y segunda ante la posibilidad de que reblandezcan las pocas estructuras de las casas y se vengan abajo totalmente”, alertó.