Durante el partido entre Ucrania y Alemania en la UEFA Nations League, el guardameta Gueorgui Bushchán cometió un error que sentenció el partido para su equipo y le dio la victoria a Los Teutones en la jornada 3 del torneo.

A los 48 minutos del partido, con el marcador a favor para los alemanes, el equipo de Joachim Löw se dispuso a irse al ataque. El mediocampista Lukas Klostermann condujo el esférico hasta línea de fondo y mandó un cetro al área chica, desde la banda derecha.

Sin embargo el centro fue directo a las manos de Bushchan, quien salió a cortar el balón. Para su sorpresa, el esférico se le resbaló de las manos y el mediocampista Leon Goretzka aprovechó para poner el 0-2.

Pese al error del guardameta, los ucranianos intentaron componer el partido, e incluso consiguieron el gol del descuento a los 76 minutos de tiempo corrido el 2-1 con un penal cobrado por el delantero Ruslan Malinovsky.