Acciones preventivas y de estrategia encabezadas por Protección Civil y CILA, forman parte de un acuerdo entre autoridades relacionadas con el embate de temporales. (Foto J. Claudio).

                                               Por Javier Claudio

 

            Nuevo Laredo permanece bajo un esquema de estrategias y medidas preventivas desde el pasado 01 de junio, el que prevalecerá hasta el 30 de noviembre, cuando concluya la Temporada de Huracanes.

            El pertrecho establecido contra los probables embates de la naturaleza, atraídos por intensas lluvias y temporales durante este periodo, esta a cargo de nueve dependencias de gobierno, las que aparecen encabezadas por la Dirección de Protección Civil y Bomberos.

            De acuerdo a la información aportada por Agustín Boone González, responsable de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA), la parte central de esta coordinación está enfocada a resolver toda eventualidad derivada de fenómenos naturales.

Las dependencias que participan en esta actividad son Sedena, Sagarpa, Caminos y Puentes Federales (Capufe), Comisión Federal de Electricidad (CFE), Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Comapa), Aduana y la Delegación Regional de Migración, todas involucradas con los cruces internacionales.

Hizo mención de los sectores como la colonia El Remolino, el área conocida como el patinadero; el bulevar Colosio, colonia Bonanza y Benito Juárez, como los de alto riesgo ante la eventualidad de la naturaleza.

Señaló que las actividades de coordinación quedaron establecidas desde la primera reunión celebrada el pasado 17 de mayo, donde estuvieron presentes autoridades locales portuarias y la mayoría de las involucradas.

“Ahí quedó debidamente establecido se mantendrá una estrecha coordinación, para afrontar de mejor manera las lluvias y ciclones de esta temporada, misma que está contemplada a concluir el 30 de noviembre”, dijo Boone González.

Las medidas de protocolo establecen que es fundamental corroborar las estrategias de comunicación con las diversas instancias locales para seguir transmitiendo adecuadamente la información relacionada con los pronósticos meteorológicos y las medidas de prevención.