El presidente nacional de Morena, Mario Delgado, anunció que después de la consulta popular para enjuiciar a los ex presidentes, se convocará a la militancia para la reorganización del partido.

Durante su visita a Chilpancingo, Guerrero, para promocionar la consulta este 1 de agosto, el dirigente nacional aceptó que la reestructuración servirá para terminar con “los conflictos y malos entendidos”, que han suscitado al interior de Morena entre diversos grupos.

Mario Delgado enfatizó que la reorganización es necesaria rumbo a la consulta popular de revocación de mandato en apoyo del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Mario Delgado agregó que abrirán la afiliación al partido ante la solicitud de “mucha gente”, y cumplirán la organización del padrón de militantes que las autoridades electorales les han exigido.

“Tenemos que reorganizar nuestro padrón, nos lo puso como condición la autoridad electoral; entonces, vamos a abrir la afiliación, hay mucha gente que quiere afiliarse a Morena.

Mientras que los otros partidos se están quedando sin afiliados, acá hay mucha gente que quiere participar en nuestro movimiento”, expresó.