La noche del sábado en Dubai, el dos veces ex campeón mundial Carl Frampton fue noqueado en seis rounds por el monarca estadunidense Jamel Herring en un duelo por la corona superpluma de la Organización Mundial de Boxeo.

Frampton a pesar de tener a su favor las apuestas, no pudo imponerse a un peleador que lo aventajaba en estatura, distancia y que contaba con mayor pegada, al grado de que lo mandó a la lona en dos ocasiones, antes de de que detuvieran las acciones.

Frampton perseguía la idea de convertirse en el primer irlandés en ser campeón en tres divisiones diferentes, pero encaró a un ex marine que vio la oportunidad perfecta de conseguir la credibilidad que le faltaba a su carrera.

En los primeros rounds El Chacal fue buscando la forma de conectar a Herring sin arriesgarse demasiado, con un boxeo sobre piernas y movimientos de cintura, pero todo cambió en el cuarto round cuando Herring sufrió un corte en el párpado izquierdo.

Impulsado por el deseo de ganar Frampton presionó aún mas, acortó distancia y buscó golpear a la herida, provocando la respuesta de Herring quien con una potente recta de izquierda lo mandó a la lona. Carl se levantó para completar la cuenta de protección.

Para el sexto round, con más cautela, el irlandés buscó retomar el trabajo, pero se encontró con uper del monarca del cual no se pudo recuperar y aunque la pelea siguió su esquina no tardó en lanzar la toalla para protegerlo.

Tan pronto como se acabó la contienda, el inglés anunció su retiro tras 13 años como profesional, mientras que el aún campeón – quien defendió por tercera ocasión el título – aseguró que irá por una unificación ante el mexicano Óscar Valdez.