Chivas dio muestras de que son un equipo y que las individualidades no son determinantes. EL Guadalajara fue mejor de inicio a fin, los Rayos sólo atacaron del 85 en adelante y no obtuvieron premio.

Los tapatíos ganaron sin despeinarse y ahora esperan rival en la siguiente ronda.

Chivas 1, Necaxa 0.

Pese a las ausencias Chivas asumió su papel de equipo grande desde el planteamiento.

Vucetich tomó los riesgos, atacó desde el minuto y Necaxa se defendía como podía, era un acoso sin piedad, pero sin claridad.

Hasta el medio tiempo Chivas era ampliamente mejor que los necaxistas, quienes no tuvieron ni una sola jugada de peligro, pero sacaban la labor hasta el descanso.


El cuadro tapatío tuvo por lo menos cinco de gol y no marcaron ninguna.

Ángel Zaldívar una de cabeza, pero un defensa se la desvío, después el mismo Zaldívar de pierna zurda cruzó de más a Malagón.

Uriel Antuna fue la llave de acceso a la línea de cinco, lo tomaba Idekel Domínguez, Baeza o Bilbao siempre dos contra uno y Uriel salía vivo de la marca.

Antuna tuvo dos disparos y los dos por un costado y otro se lo dio en las manos a Malagón.

La más clara fue de Gilberto Sepúlveda quien se fue de la zaga y se puso frente al portero de Aguascalientes disparó de derecha al palo, Necaxa se salvaba de forma increíble.

Un dato lapidario, el Rebaño tuvo 12 tiros de esquina a favor y no pudieron aprovechar ninguno. Chivas era mejor, pero no la metía, lo mejor quedaba para el complemento.

Para el complemento el Necaxa mandó dos movimientos a Maxi Salas y Mario de Luna, Jair Pereira se volvió a lesionar y entraba otro ex Chiva a la cancha.

El conjunto de José Guadalupe Cruz se defendía como podía, sin argumentos, no dio pelea y era cuestión de tiempo para el gol de la diferencia.

Minuto 54 Zaldívar recibió el balón dentro del área, no le quedó cómodo para definir y optó por esperar el movimiento de Jesús Ricardo Angulo quien con un movimiento se fue de su marcador y ante la salida de Malagón la tocó de pierna izquierda y gol del Rebaño.

© Proporcionado por Milenio

La primera llegada del Necaxa se dio al minuto 58, disparo de Passerini que Gudiño detuvo con la cara, primera aparición del portero rojiblanco, casi una hora sin tocar la pelota.

Después del gol el cuadro visitante intentó adelantar líneas, pero no podían entrarle a la zaga tapatía, los rojiblancos hasta el 70 habían hecho un duelo perfecto.

El Rebaño mandó dos cambios para cerrar el duelo Eduardo Torres y el Antonio Briseño para acabar con esta historia.

Necaxa metió al colombiano Rodríguez para buscar el empate, tuvieron un par de acciones de peligro, pero eran más balonazos al área buscando el gol con más entusiasmo que argumentos.

Chivas ganó y califica a liguilla, si ganan los dos regios se medirán a Pumas, si algún equipo de Nuevo León pierde habrá clásico nacional en los cuartos de final.