La Aduana es calificada como dominantemente improcedentes en sus quejas de abuso contra el paisano debido al burocratismo para proceder en las queja

                                               Por Javier Claudio 

            Es la Aduana, un péndulo del Gobierno Federal donde mayormente predomina la impunidad en casos de abuso y corrupción, principalmente por el desconocimiento de los afectados para exponer y canalizar las quejas y un excedente burocratismo para proceder legalmente.

            De acuerdo a la opinión de un asesor de comercio exterior, quien solicitó quedar en el anonimato por razones obvias, la mayor parte de las arbitrariedades cometidas en la Aduana de Nuevo Laredo no tiene defensa por la serie de trabas con que topa el quejoso.

            Hizo saber que algunas de las quejas que se exponen, en la mayoría de los casos de paisanos, no procede por diversos factores, como es el desconocer que existe un área para exponer la denuncia, la que regularmente no reúnen los elementos necesarios y no llega a ratificar por su estado de paso por la ciudad, dijo.

            “La dificultad para proceder, hace ver esto como si fuera una cortina de impunidad creada por el propio sistema. Todo está hecho para que no proceda y sólo son estos días de temporada de ingreso de paisanos cuando el paisano tiene la mayor parte de seguridad, además que por algo viajan ahora en caravanas”, enfatizó.

            Mencionó que la falta de difusión pareciera ser a propósito, pues se desconoce que existe un área de Sugerencias y Quejas de la Secretaría de Gobernación, ubicado en el segundo piso de la Garita del Puente I, que es el receptor de quejas y está enlazado a la Secretaría de la Función Pública, oficina que por cierto desapareció aquí.

            “Es algo que no trasciende, pero hay mucha arbitrariedad y queja de usuarios y paisanos en contra del Aduana, hasta el mismo presidente (Andrés Manuel) López Obrador, dijo en una de sus visitas que la Aduana de Nuevo Laredo es la más corrupta”, dijo,

                Acerca de la integración los PAMA (Procedimiento Administrativo en Materia Aduanera), dijo que la notificación es elevada en su costo a juicio de la Aduana, esto es que no respetan valor real y en el argumento de que hay subvaluación.

            El experto en materia aduanera, lamentó que, en lugar de facilitar las quejas para acabar con la corrupción, la autoridad requiere que el quejoso cuente con un correo electrónico y computadora sin considerar que mucho paisano proviene de pueblos donde difícilmente hay los servicios básicos más necesarios.

            “Si se busca acabar con la corrupción, en primer orden entonces, deben crearse las condiciones queja y facilitar su acceso a la autoridad competente, pues de otra manera seguiremos Enel estancamiento”, asentó.