El especialista en medicina general, doctor Arturo de la Garza Escobar, dijo que la obesidad y el estrés dañan el aparato digestivo.

                                                Por Javier Claudio

 Una alimentación inadecuada, el sedentarismo y el estrés, contribuyen a que existan más casos de enfermedades del aparato digestivo y hasta desarrollar en ocasiones cáncer de colon, y afectan en mayor medida a la población con obesidad, afirmó el doctor Arturo de la Garza Escobar.

El experto en medicina general, dijo que ante estos casos recurrentes se ha determinado fortalecer las estrategias de prevención en las familias a través de los servicios de atención primaria a la salud en unidades médicas y de profesionales.

En la celebración del Día Mundial de la Salud Digestiva del pasado día 28, informó que, de acuerdo con estimaciones de la Organización Mundial de Gastroenterología, el 81.31 por ciento de las enfermedades gastrointestinales se originan por el consumo de alimentos y bebidas.

“Es entonces que se hace sumamente necesario por lo revisar nuestros hábitos alimentarios, corregirlos e irlos depurando con la finalidad de retirarlos que nos hacen daños ara así evitar riesgos”, comentó.

Expuso que, entre los síntomas más recurrentes, destacan el dolor o ardor de estómago, agruras, inflamación abdominal extrema, acumulación de gases, estreñimiento, baja o aumento del apetito.

 “Sin duda que estos son signos de deterioro en la salud digestiva, lo que demanda ajustar los hábitos alimenticios y por lo tanto las personas no deben normalizar, además de que ameritan acudir a sus clínicas para recibir atención médica”, asentó De la Garza Escobar.

Destacó el médico especialista que, de no tratarse sus causas, pueden contribuir a la presencia de diferentes patologías como gastritis, colitis, reflujo gastroesofágico, síndrome del intestino irritable, diverticulitis, hasta algo más grave como cáncer de colon.