El piloto mexicano de Fórmula Uno Sergio ‘Checo’ Pérez fue quinto en el Gran Premio de Baréin después de haber tenido que iniciar la carrera desde los talleres por un problema eléctrico en su monoplaza.

Ante esta situación, Paul Monaghan, ingeniero en jefe de Red Bull, no perdió la oportunidad par elogiar al mexicano ante la improvisación mecánica. © AP

Checo Pérez en el Gran Premio de Baréin© Record Checo Pérez en el Gran Premio de Baréin

Checo tuvo claridad mental y como si su computadora hubiera fallado la apagó y la volvió a encender. Como suele ocurrir con este tipo de averías intermitentes, el coche luego funciona sin problemas durante la carrera. Se recuperó y lo hizo brillantemente”, indicó el jefe en Red Bull de acuerdo a Motorsports.

“El volante vuelve a cobrar vida, arranca el motor, entra por el pitlane, espera a que todos los demás se formen y sale desde el pitlane”, apuntó Monaghan. «Gracias a Dios por su claridad mental. No tienes comunicaciones por radio, no podemos decirle que haga el reinicio del encendido y él lo hizo por nosotros».