La intensidad de los rayos solares de temporada de canícula, son motivo de un llamado de autoridades de salud para evitar problemas de salud.

                                                Por Javier Claudio

 

            En la proximidad de la terminación de la temporada de canícula, a intensidad del calor hará acto de presencia durante la semana siguientes al alcanzar hasta los 39 grados centígrados el termómetro.

             De acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la temporada de canícula, considerada como el periodo más extremoso de calor en el año, hará valer sus efectos durante este fin de semana y parte de la siguiente.

Para este domingo se prevé una temperatura máxima de 38 grados centígrados con una sensación térmica de hasta 40 grados centígrados y vientos del sur por la tarde que podrían alcanzar los 50 kilómetros por hora.

De acuerdo con las estimaciones del organismo dependiente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), a partir de este fin de semana y durante la siguiente, en la esta región noreste de Tamaulipas, se registrarán temperaturas de entre 34 y 38 grados centígrados.

La llamada canícula tiene una duración aproximada de 40 días y sus efectos se prolongan hasta el mes de septiembre cuando cambia la estación de verano a otoño. Esta temporada de calor puede empezar entre el 15 y el 20 de julio, para finalizar a mediados de agosto, aunque en algunos casos se prologa hasta el mes de septiembre.

                                               –RECOMENDACIONES DEL IMSS–

Por su parte el director del Hospital General de Zona (HGZ) No. 11  del Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS) en Nuevo Laredo, Tamaulipas, doctor Alejandro Soto Villa explicó que las afecciones ocasionadas por exposición prolongada a las radiaciones solares resultan perjudiciales para la piel, estas van desde la irritación, comezón, infecciones, ampollas, manchas o paño hasta quemaduras de segundo grado.

Dijo que las radiaciones solares que absorbe el cuerpo humano en cada exposición se acumulan  y años más tarde podrían generar en un tumor maligno en la piel.

Advirtió que los más afectados son los niños, los adultos mayores y las personas de tez blanca. Exhibirse a los rayos ultravioleta (UV) produce adelgazamiento de la epidermis, pérdida de su color natural y acentúa las “líneas de expresión”. De hecho, 70 por ciento de las arrugas son resultado de este tipo de radiación.