En un vídeo grabado en abril del año pasado, la candidata de Morena, Carmen Lilia Canturosas, dijo que el Gobierno Federal invirtió 20 millones para después abandonar el complejo deportivo; mucho dinero tirado a la basura, ya que la obra luce actualmente descuidada

 

Nuevo Laredo.- El Gobierno Federal invirtió 20 millones de pesos en un parque deportivo en la colonia Pancho Villa, pero abandonó el proyecto a tal grado que es un foco de infección y riesgo de accidente.

 

Son 20 millones de pesos tirados a la basura, toda vez que a más de 7 meses de haber sido entregado por el propio Presidente de la República, el centro deportivo ubicado en Lago de Chapala y Eva Sámano sigue sin funcionar, tiene mala calidad en su construcción  y además ya presenta un deterioro.

 

El sistema de drenaje jamás fue tomado en cuenta y construyeron sin ver que no estaba conectado a la red de la ciudad, por lo cual se requiere de una segunda fuerte inversión para solucionar el problema.

 

El 2 de abril del 2020 la entonces diputada local y ahora candidata de Morena, Carmen Lilia Canturosas, presentó un video para presumir la inversión federal.

 

En un recorrido realizado por el sector el piso de concreto luce agrietado, luminarias con base de tornillos, pero sin las tuercas que representa un riesgo en caso de caer.

 

Los sanitarios fueron construidos con el equipamiento de mala calidad, ya que se observa se hizo a prisa para entregarlo, además de que no cuenta con agua para el uso de los mismos.

 

Esta obra formó parte del programa de Mejoramiento Urbano de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano del Gobierno Federal, pero a más de 7 meses de su “inauguración” en octubre pasado el centro deportivo  sigue sin ser usado por los jóvenes o las familias, ya que no está en condiciones por la mala calidad de la obra en su construcción.

 

La obra debió de estar funcionando desde octubre pasado, pero  está cerrada por el riesgo que representa a decir de los que ahí la cuidan.

 

Fue una obra que costó 20 millones de pesos y se “entregó” por el secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Román Meyer y por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

Se puso en marcha, pero no funciona ese parque deportivo, al igual que el banco del bienestar que debería estar listo desde septiembre pasado y no ha entrado en operación.