NUEVO LAREDO, TAMPS. El alcalde Enrique Rivas Cuéllar reiteró su total apoyo a las y los enfermeros, al celebrar en su día a estos profesionales de la salud, a quienes reconoció su vocación de servicio durante la pandemia.

Junto a la presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Adriana Herrera Zárate, síndicos y regidores, el presidente municipal se reunió con los y las jefas de enfermeros de los diferentes hospitales, este jueves en la Sala ‘Sergio Peña’.

Mencionó que el 2020 fue un año marcado por la pandemia, donde las enfermeras y enfermeros confirmaron su vocación de servicio y amor al prójimo al permanecer firmes en la primera línea de combate contra el Coronavirus.

“Han otorgado una atención de calidad y calidez destacada a las personas contagiadas con Covid, no dudan en exponer su propia vida. Algunos de nuestros profesionales de la salud en esta especialidad perdieron la batalla y nos duele a toda la sociedad”, destacó el alcalde.

En su mensaje, el edil solicitó un momento de silencio en honor de las y los enfermeros que perdieron la vida en servicio, posteriormente con aplausos agradecieron su trabajo y esfuerzo al atender a otras personas.

“Iniciamos un año con más dificultad, a casi 11 meses de haber comenzado la pandemia, hay cansancio de librar batallas todos los días. Hoy hago un reconocimiento a todos ustedes y reitero nuestro absoluto y total respaldo”, enfatizó Rivas Cuéllar.

Una vez concluido el desayuno, que se realizó en un espacio abierto y con todas las medidas sanitarias, el alcalde entregó un reconocimiento a los profesionales de la salud y mediante una rifa, diversos premios para las y los enfermeros de todos los hospitales públicos y privados quienes estuvieron presentes a través de una transmisión virtual.