Características de la mordedura de la araña violinista

La mordedura de la araña violinista tiene una característica muy común, empieza con una llaga que se torna morada y rosada alrededor, destacó Alejandro Valdez-Mondragón, académico del Instituto de Biología de la UNAM.

Sin embargo, es difícil identificar el cuadro clínico porque comúnmente la mordedura no es dolorosa y se puede confundir con una infección cutánea, picadura de insecto o urticaria.

¿Qué hacer en caso de sufrir una mordedura?

En caso de haber sido picado por una araña violinista, la Fundación Slim recomienda lo siguiente:

  • No hacer un torniquete
  • Lavar la zona donde se encuentra la picadura con agua y jabón
  • Aplicar hielo sobre la picadura, se debe evitar por completo el calor, ya que esto acelerará el proceso de destrucción de la piel
  • Mantener la pierna o el brazo donde se encuentre la picadura en alto
  • No aplicar cremas con esteroides
  • Acudir de inmediato a urgencias médicas
  • Intentar atrapar la araña en un frasco para llevarla al médico y que se pueda hacer un mejor diagnóstico

Cuando el doctor haga su diagnóstico administrará antibióticos y antihistamínicos para controlar la hinchazón.

El tratamiento puede durar de 6 a 8 semanas, hasta que la piel se recupere por completo. Si esta picadura se deja sin tratamiento, la situación puede agravarse mucho y acabar requiriendo la amputación de un miembro, o hasta la muerte del paciente.

¿Cómo identificar una araña violinista?

El experto de la UNAM precisó que estas arañas son tímidas y evitan el contacto humano, pero si se sienten amenazadas reaccionan mordiendo, porque es el mecanismo de defensa que utilizan.

Añadió que en zonas urbanas viven en lugares donde nosotros mismos les brindamos las condiciones para establecerse: espacios con objetos acumulados (almacenes o bodegas) y basura, porque los desechos atraen insectos que les sirven de alimento (cucarachas, moscas y cochinillas).

“Les proporcionamos la temperatura, humedad y comida para que se establezcan en nuestros hogares, lo que nos pone en riesgo de tener un accidente con ellas, aunque al alimentarse de insectos también realizan una función ecológica importante”, enfatizó el especialista.

El biólogo indicó que la mejor manera de evitarlas es mantener limpio el hogar y libre de escombros.