El propósito es lograr la casi total apertura de negocios y servicios que generen estabilidad y bienestar a las familias, destaca el alcalde Enrique Rivas

El presidente municipal Enrique Rivas pidió la colaboración de la ciudadanía, para avanzar a la Fase 3 en el semáforo epidemiológico, pues su participación es determinante para contener la pandemia del Covid-19.

 

En el Lunes de Informe virtual, el alcalde recalcó que es muy importante la colaboración de las y los neolaredenses para lograr la casi total apertura de negocios y servicios que generen estabilidad y bienestar a las familias.

 

“La pandemia no ha terminado, seguimos en Fase 2, si bien se liberó cierta actividad comercial no quiere decir que no sigamos con las medidas, por eso hago el exhorto a la ciudadanía porque esto no es pretexto para relajarnos y no cuidarnos”, resaltó.

 

Rivas Cuéllar insistió en el uso del cubrebocas y gel antibacterial, el lavado constante de manos, mantener la sana distancia y el aislamiento social y evitar reuniones sociales, familiares y de recreación los fines de semana, así como también cumplir con las restricciones de movilidad emitidas por la Secretaría de Salud.

 

“Debemos hacer todo lo posible y trabajar de manera conjunta sociedad, sector privado y gobierno para acatar las disposiciones para que la gente no se contagie y salvar vidas que es lo más importante”, destacó.

 

El edil comentó que el esfuerzo no ha sido suficiente, pues todavía hay padres y madres de familia que resienten su economía para cubrir las necesidades elementales de sus hogares, como alimento y pago de servicios básicos.

 

Recalcó que al mantener a la baja los contagios, se logrará avanzar a Fase 3 para continuar con la reactivación económica en Nuevo Laredo, con la apertura de negocios y servicios habrá generación de empleo, movimiento circulante y un mejor ingreso que dará estabilidad a las familias.

Agregó que será el 15 de octubre cuando el Comité Estatal de Seguridad en Salud analice el comportamiento de la pandemia en Nuevo Laredo, donde el número de casos positivos, decesos y capacidad hospitalaria serán determinantes para ver si la ciudad pasa a Fase 3, se mantiene en 2 o incluso el riesgo latente de regresar a 1.