Los sacerdotes de la santería cubana profetizaron para este 2021 «un bien de salud firme y seguro para la Tierra», así como un aumento en la violencia delictiva, desastres naturales, muertes por el flujo migratorio y tensiones políticas a nivel mundial, esto dentro de los vaticinios de la «Letra del Año», divulgado este 1 de enero.

El mensaje, elaborado por los babalawos, los sacerdotes santeros, miembros de la Asociación Yoruba de Cuba, contiene una serie de predicciones y consejos para el nuevo año esperadas por numerosos creyentes de las religiones afrolatinas y curiosos que las consultan principalmente a través de las redes sociales.

 

Debido a la emergencia sanitaria provocada por la pandemia del covid-19, a las ceremonias para elaborar la «Letra del Año» solo fueron convocados una cifra de sacerdotes que no excedió el centenar, según explicó la asociación, que tiene su sede principal en La Habana.

¿Qué dioses regirán este 2021 y qué recomiendan?

En 2021 regirá la poderosa deidad Olokun, el rey andrógino de los océanos y considerada entre las más misteriosas de la rama yoruba, está relacionada con la muerte pero con la proporción de salud, prosperidad y evolución material. Su acompañante será Oshún, la reina de las aguas dulces, los arroyos, manantiales y ríos, que personifica el amor y la fertilidad.

¿Qué pronostican para el 2021?

El texto de la «Letra del Año» que está basado en un sistema adivinatorio de los cultos afrolatinos, advierte sobre el incremento de enfermedades infectocontagiosas, gastrointestinales y del sistema nervioso.

En el orden social, también alerta sobre un aumento en asuntos como las tensiones políticas, sociales y religiosas que pueden conllevar a un conflicto, hechos delictivos, muertes a causa de la migración, violaciones territoriales, jurídicas y sexuales, falsas consagraciones de santo (en especial para quienes son creyentes en la religión) y profanaciones religiosas.

En su listado de recomendaciones los sacerdotes de Ifá llaman a la sociedad mundial a que analice el alto nivel de corrupción existente en todas las esferas, y las familias a inculcar «respeto, educación y el amor» por el trabajo.

Sus designios también aconsejan mantener las medidas sanitarias establecidas, respetar las leyes de cada país para evitar problemas con la justicia o elevar la planificación económica doméstica.

Desde hace más de tres décadas, los sacerdotes de la santería de Cuba se reúnen en diciembre para definir en la «Letra del Año» las directrices que regirán el año entrante y aconsejar a la población, sobre todo ante los malos augurios.

¿Qué habían pronosticado en 2020?

Durante la «Letra del Año» de 2020, los santeros cubanos habían pronosticado un aumento en las catástrofes y en las enfermedades a nivel mundial, como enfermedades neurológicas graves, de trasmisión sexual e infectocontagiosas, padecimientos del hígado por el incremento del consumo de bebidas alcohólicas, las malformaciones congénitas y la proliferación de epidemias debido a la mala higiene y la indisciplina social.

Asímismo, se mencionó del aumento en la delincuencia y la destitución de un gobierno por golpe de Estado, además de advertir sobre la muerte de altas personalidades en el mundo, los fenómenos climatológicos y la ruptura de la familia tradicional debido a «la promiscuidad, la falta de autoridad y la pérdida de valores».