Wang Xiaojun, decano de la Academia China de Tecnología de Vehículos de Lanzamiento, habló en la Conferencia Espacial de China el 18 de septiembre en Fuzhou, y mencionó el concepto de exploración tripulada de Marte en el futuro en su informe principal. «Visualizamos la futura exploración tripulada de Marte en tres pasos», informó ayer el periodista de The Paper , Zhang Jing.

“El primer paso es una sonda robótica, que incluye muestreo y retorno de Marte, selección del sitio e inspección de las bases de Marte y la construcción de un sistema de utilización de recursos in situ . El segundo paso es la sonda inicial, incluida una sonda orbital tripulada, que detecta un posible lugar de aterrizaje tripulado en Marte y un sitio de construcción de la base de Marte. El tercer paso es la exploración de vuelo tripulado de Marte, que incluye una flota de transporte de Marte a gran escala, explotación y utilización a gran escala, y la creación de un circuito económico completo basado en Marte ”.

Wang Xiaojun dijo que Marte es el planeta más prometedor del Sistema Solar para que los seres humanos migren. La exploración de Marte es de gran importancia para la humanidad. Es una forma importante para que la humanidad salga de la cuna de la Tierra, explore el origen de la vida y expanda el espacio vital

El anuncio del 17 de septiembre del presidente argentino Alberto Fernández de un “Plan Nacional de Conectividad” para expandir enormemente el acceso a Internet y banda ancha a millones de argentinos, especialmente en áreas rurales, además de la reanudación del programa de construcción de satélites ARSAT , es solo el último paso para hacer del desarrollo científico y tecnológico, incluida la exploración del espacio, una política de Estado. Fernández ya ha comenzado a reactivar aquellos programas que paralizó el presidente neoliberal Mauricio Macri durante su presidencia 2015-2019, incluido el desarrollo de un lanzacohetes capaz de enviar satélites argentinos al espacio.

 

Además, poco después del exitoso lanzamiento el 31 de agosto a la órbita polar por SpaceX del satélite SAOCOM-1B de Argentina desde Cabo Cañaveral, el Ministerio de Ciencia y Tecnología y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) anunciaron el relanzamiento del “Acceso al Espacio”. (también saboteado por Macri), uno de cuyos objetivos clave es construir los lanzacohetes Tronador II y III para permitir que Argentina lance sus propios satélites y construir centros espaciales en todo el país, informó la agencia de noticias Infocielo el 29 de agosto. El ministro de Ciencia y Tecnología, Ricardo Salvarezza, destacó que “la idea que tenemos como Estado es ser uno de los países que tiene soberanía espacial, en telecomunicaciones, en observación; también queremos tener acceso al propio espacio «.

Argentina continuará construyendo más satélites de las series ARSAT y SAOCOM, que tienen diferentes funciones, pero también está buscando construir el satélite Sabia-Mar para la observación oceánica, así como el Satélite Meteorológico Latinoamericano. Como informó Página 12 el 1 de septiembre, Salvarezza enfatizó que “con el gobierno de Alberto Fernández, hemos dado un giro de 180 grados y restauramos el propósito de que la ciencia será una de nuestras herramientas para construir el futuro”.

El director ejecutivo de la CONAE, Raúl Kulichevsky, habló sobre la importancia de que Argentina pueda lanzar sus propios satélites y no tener que depender de firmas extranjeras como SpaceX para hacerlo. “En tres años, queremos poder lanzar nuestros propios satélites, y ser un punto de referencia para otras naciones latinoamericanas que puedan utilizar las instalaciones argentinas” para lanzar sus satélites. “Estamos en el club de países privilegiados que pueden diseñar sus propios satélites, pero si también podemos lanzarlos será un lujo”. La CONAE también es responsable de llevar a cabo el Plan Nacional del Espacio, una “política de Estado prioritaria”, informó Página 12 el 1 de septiembre. Sus focos clave son “la observación de la Tierra, la exploración y utilización pacífica del espacio ultraterrestre, como así como el desarrollo tecnológico para su uso en el espacio «.

 

Veterano espacial argentino habla sobre cómo pensamos en ir al espacio

Conrado Varotto, director emérito de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) de Argentina, quien lleva décadas promoviendo el desarrollo científico y tecnológico de su país, incluso en el espacio, dijo a la agencia de noticias Télam que “ojalá la sociedad argentina, que tiene tan profunda la necesidad de la ciencia y la tecnología en sus genes, entiende que tenemos que apoyar estos grandes proyectos, que cuando llegamos a este nivel, tienen implícito algo llamado ‘riesgo tecnológico’; no se puede avanzar en el desarrollo de la ciencia y la tecnología sin aceptar el riesgo ”.

Mirando los desarrollos futuros en la construcción de satélites y el espacio, dijo, “tienes que establecer metas locas, tienes que ser capaz de decir ‘puedo hacer esto’, y tal vez no alcances la meta final, algo que en el futuro área del espacio, aún no nos ha pasado, pero en cualquier caso, lo que se está creando… es tan impresionante que es lo que permite que el país se desarrolle y crezca. Eso es lo que han hecho los países que se han desarrollado, aceptando riesgos y desafíos ”.

Varotto habló sobre el programa 2MP de la CONAE, dirigido a millones de niños, para promover el estudio de la ciencia. “Una de las cosas que realmente me llama la atención es que cuando los niños más pequeños ven una misión que va más allá de la Tierra, preguntan, ‘¿y nosotros?’ Antes, a los niños no se les ocurría que de eso se trataba [los humanos], pero hoy es la pregunta más natural.

“El centro del programa espacial de Argentina seguirá colocando satélites en órbita para observar la Tierra, para ayudar al desarrollo productivo, pero no descartamos que Argentina pueda comenzar a participar en misiones extraplanetarias”, enfatizó. [crr]

China está preparando el despegue de la más compleja de sus misiones lunares, en la que participan cuatro naves espaciales independientes. Chang’e-5 es una misión de retorno de muestras, diseñada para devolver el suelo lunar y las rocas a la Tierra, donde los científicos tienen los instrumentos de laboratorio más avanzados. Se llevará a cabo un estudio intensivo sobre la composición de la Luna y la historia de la Luna. Como todos los astronautas del Apolo, Chang’e-5 aterrizará en el lado cercano de la Luna que mira hacia la Tierra, pero en comparación con las muestras que trajeron los astronautas, que tienen entre 3 y 4 mil millones de años, Chang’e- El sitio de aterrizaje de 5 contiene formaciones geológicas que tienen solo alrededor de 1,21 mil millones de años.

El experto espacial en China, Andrew Jones, informa que el lanzamiento de Chang’e-5 se ha adelantado de diciembre a noviembre. Si Chang’e-5 tiene éxito, su respaldo podría ser Chang’e-6 y traer muestras de un polo lunar.