Australia devolvió a México cuatro piezas arqueológicas: fueron compradas en una tienda en línea de EEUU

Las figurillas de cerámica pertenecen a culturas precolombinas de Nayarit, Jalisco y Estado de México

Imagen de las piezas arqueológicas devuletas por Australia a México (Foto: SC/SRE)Imagen de las piezas arqueológicas devuletas por Australia a México (Foto: SC/SRE)

Cuatro figuras precolombinas, pertenecientes al patrimonio cultural mexicano, fueron devueltas por Australia a México este lunes. Las piezas arqueológicas fueron retenidas por la Oficina de Aduanas australiana antes de que llegaran a tres compradores individuales que las adquirieron en una tienda en línea con sede en Estados Unidos.

Según informaron la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER) y la Secretaría de Cultura (SC) en un comunicado conjunto, el embajador de México en Australia, Eduardo Peña Haller, y la subsecretaria para las Artes del Gobierno de Australia, Pip Spence, se reunieron en una ceremonia convocada para formalizar la devolución de las cuatro piezas.

Se trata de una figura sentada de policromía “chinesca”, elaborada en el actual estado de Nayarit entre los años 200 y 500 después de Cristo; un conjunto de figurillas de damas bicromadas de Tlatilco, Valle de México, datadas entre los años 800 y 200 antes de Cristo, y dos figurillas de cerámica “con cara femenina y rasgos de oveja”, provenientes de Jalisco entre el 200 y 500 después de Cristo.

Las pizas fueron retenidas por la aduana australiana luego de que compradores individuales las adquirieron en línea (Foto: SC/SRE)Las pizas fueron retenidas por la aduana australiana luego de que compradores individuales las adquirieron en línea (Foto: SC/SRE)

Las secretarías informaron que las piezas serán enviadas a México vía valija diplomática y pasarán a la custodia de las autoridades pertinentes. La colaboración entre ambos países para la devolución de los objetos inició el pasado mes de marzo, según indicó el comunicado, cuando la oficina del Patrimonio Cultural del gobierno australiano, dependiente del Departamento de Infraestructura, Transporte, Desarrollo Regional y Comunicaciones, informó a la Embajada de México en Australia que la Policía Federal australiana se encontraba en custodia de estas piezas.

Luego de que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) certificara la autenticidad de las piezas, la embajada mexicana solicitó la devolución con base en la Convención sobre las Medidas que Deben Adoptarse para Prohibir e Impedir la Importación, la Exportación y la Transferencia de Propiedad Ilícitas de Bienes Culturales de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) de 1970.

Tras cumplir con los requisitos legales y proporcionar toda la documentación requerida por el gobierno australiano, el ministro para Comunicaciones, Cíber-Seguridad y las Artes, Paul Fletcher, ordenó su devolución a México a fines de octubre de este año
El embajador de México en Australia, Eduardo Peña Haller, y la subsecretaria para las Artes del Gobierno de Australia, Pip Spence (Foto: SC/SRE)El embajador de México en Australia, Eduardo Peña Haller, y la subsecretaria para las Artes del Gobierno de Australia, Pip Spence (Foto: SC/SRE)

De acuerdo con el INAH, la cultura “chinesca”, originaria de los valles del altiplano de Nayarit, en Tepic y Compostela, recibe este nombre distintivo por los rasgos orientales en los rostros de sus figurillas de barro. La cultura “chinesca” es propia de una sociedad desarrollada, con una agricultura avanzada, producción artesanal y actividad comercial con grupos de las costas, según refiere el investigador Mauricio Garduño.

El sitio arqueológico de Tlatilco, Estado de México, lugar del que proviene una de las piezas devueltas, fue una aldea de la Cuenca de México caracterizada por ser una sociedad estratificada, con complejos patrones de asentamiento y prácticas funerarias, según el arqueólogo Enrique Vela.

El Gobierno de México hizo un llamado al público en general a abstenerse de participar en la comercializaciones de piezas que forman parte del patrimonio nacional pues se trata de un acto sancionado por leyes internacionales y nacionales. “Se invita, en todo caso, a denunciar a las autoridades mexicanas o internacionales, en caso de llegar a tener conocimiento de actos como el señalado”.